Granada

El impago de la alarma 'abre' a los ladrones un centro municipal

  • El sistema de seguridad lleva un año sin funcionamiento porque el Ayuntamiento no efectúa los pagos · Se llevaron cuatro ordenadores y todo el material audiovisual

De todos es sabido que las alarmas son los sistemas que avisan o alertan de la proximidad de peligro. La idea es que suenen cuando deben y, sobre todo, que avisen a la central receptora cuando haya un problema. Pero si no lo hacen, más o menos, están de adorno en las fachadas. Pues bien, esto es lo que ocurre en el Centro de Servicios Sociales de la Zona Norte que, debido al impago por parte del Ayuntamiento a la empresa encargada de la recepción de la señal de la alarma, tiene "abiertas las puertas" a todos los malhechores que quieran entrar. Y es lo que ha ocurrido.

Los vecinos y usuarios del centro se han quedado sin los aparatos audiovisuales que utilizaban en las actividades, entre los que se encontraban, una cámara de vídeo, una cámara de fotos, un proyector y un equipo de música. Y los educadores sociales sin cuatro ordenadores de trabajo, de propiedad municipal. Todo debido al robo que se produjo en la noche del 10 al 11 de enero.

Según explican fuentes municipales, los ladrones accedieron al interior del edificio del Centro de Servicios Sociales de la Zona Norte, ubicado en Plaza del Rey Badis, por una ventana de la planta baja, para lo cual rompieron las rejas. Esta ventana daba a un almacén donde se depositaban los aparatos audiovisuales que el equipo de trabajadores del centro utilizaba para su actividad diaria. Las fuentes consultadas denuncian que los ladrones pudieron trabajar con toda tranquilidad, "ya que la alarma de robo no mandó la señal a la receptora al llevar casi un año fuera de servicio, por falta de renovación del contrato con la empresa de seguridad". Los empleados que trabajan en el centro municipal han solicitado en varias ocasiones que se procediera a la contratación de la renovación, sin que, por el momento, desde la Concejalía de Atención a la Familia se haya atendido estas peticiones. Es más, se hace hincapié en que tampoco ayuda a evitar este tipo de situaciones el que hace algunos años se quitara de aquí la Intendencia de Policía Local de la Zona Norte, que contaba con una custodia policial durante las 24 horas.

Los hechos fueron denunciados a la Policía Nacional que está realizando la oportuna investigación, y que tomó muestras de huellas en el lugar de los hechos para intentar esclarecer el caso.

Los trabajadores ya han manifestado en numerosas ocasiones la necesidad de seguridad y colaboración del Ayuntamiento para realizar su trabajo tranquilos, sin que tengan respuesta por el momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios