Universidad

"Más intergeneracionalismo y menos edadismo": manifiesto desde Granada por una sociedad 'sin edades'

  • La UGR rechaza a través de un escrito las discriminaciones por edad y sale en defensa de unir sensibilidades

Imagen de archivo en la Plaza del Carmen Imagen de archivo en la Plaza del Carmen

Imagen de archivo en la Plaza del Carmen / Antonio L. Juárez / PhotographersSports

En medio de la pandemia que afecta a todos, aunque en cuestión de salud tiene más riesgo sobre los mayores, las generaciones siguen tirándose los trastos a la cabeza. Se repiten reproches de un lado como "la juventud de ahora no sabe lo que pasamos en mis tiempos" o "no estáis preparados" mientras desde la otra trinchera se mueven en muchos casos con condescendencia y la superioridad moral respecto a los que tienen más bajage cuando no el desprecio y el descuido a unos titanes de más edad. Claro, es una generalización, pero pasa. De ahí, que la Universidad de Granada (UGR) haya aprovechado el contexto para aprobar una declaración en la que rechaza la discriminación por la edad, sobre todo ante la importancia de estar unidos para la gestión de la pandemia.

La frase que enmarca el manifiesto es por "más intergeneracionalismo y menos edadismo" para invitar a los ciudadanos, sea cual sea su edad, a no mirar el carné de nadie. Es un texto contra el edadismo y en defensa de las relaciones intergeneracionales como medio para impulsar el bienestar y la mejora socioeconómica. La declaración ha sido diseñado por la Cátedra Macrosad, creada para divulgar y promover las relaciones entre personas de diferentes edades como medio para impulsar el bienestar de personas y comunidades.

La declaración hace frente al incremento del edadismo, la discriminación por cuestión de edad o etapa vital, y a comportamientos surgidos en el contexto de la pandemia de Covid-19. Según este texto, la sociedad española y la internacional han dejado patente la existencia de un edadismo prevalente, una discriminación en el plano de la atención sanitaria contra las personas de edad avanzada.

La Cátedra Macrosad ha destacado la necesidad de mantener el contacto intergeneracional como fórmula para reducir la discriminación por edad y ha apostado por introducir en las agendas públicas y privadas una adecuada educación sobre el proceso de envejecimiento y por facilitar el contacto entre jóvenes y ancianos para frenar el auge del edadismo. La declaración apuesta por educar, pero también por propiciar un contacto entre generaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios