Contenido patrocinado

Las inversiones del futuro pasan por la tecnología, la salud y la sostenibilidad

  • El director de Banca Privada de Caja Rural Granada, Francisco Dolz, presenta las nuevas opciones para realizar una inversión en el siglo XXI

Las inversiones del futuro pasan por la tecnología, la salud y la sostenibilidad. Director de Banca Privada de Caja Rural Granada, Francisco Dolz. Las inversiones del futuro pasan por la tecnología, la salud y la sostenibilidad. Director de Banca Privada de Caja Rural Granada, Francisco Dolz.

Las inversiones del futuro pasan por la tecnología, la salud y la sostenibilidad. Director de Banca Privada de Caja Rural Granada, Francisco Dolz.

Las reglas del juego han cambiado y ahora para alcanzar altas rentabilidades a largo plazo, es necesario asumir riesgo. En un contexto volátil y con tipos cero es complicado encontrar rentabilidad y seguridad. Para ello, “los asesores hemos abierto la mente hacia nuevos destinos, desde los inmuebles hasta el capital riesgo. Esto hace que nuestras carteras sean más ricas y estén más diversificadas, pero también nos obliga a hacer un ejercicio importante de formación y experiencia en activos no cotizados, que hasta ahora no teníamos” explica el Director de Banca Privada de Caja Rural Granada, Francisco Dolz

Hay que apostar por sectores clave como el farmacéutico o la salud, con temas diversos que van desde la vacuna, sobre la que hemos tenido hace pocos días muy buenas noticias, hasta la búsqueda de soluciones para la obesidad o contra el cáncer. Este tipo de compañías ya venían creciendo desde antes del Covid-19 y ahora se han acelerado. 

Las plataformas 'e-learning' o  espacio virtual de aprendizaje, los 'e-sports', deportes electrónicos, el 5G,  la ciberseguridad, el análisis quántico, son algunos de los campos en los que interesa invertir. 

A la hora de tomar cualquier decisión de inversión, los criterios ambientales cada vez están más presentes. En los últimos meses, la volatilidad de los mercados ha afectado más a los índices tradicionales que a los sostenibles, “y yo creo que se mantendrá en el tiempo esta tendencia. Del mismo modo que hubo una revolución industrial, ahora podemos hablar de revolución digital o tecnológica. Y también, por qué no decirlo, revolución hacia la sostenibilidad.  En este sentido, creo que es muy significativa la cifra de comercialización de activos sostenibles, situada actualmente en el 26% a nivel global y se espera que dentro de diez años, para 2030,  este porcentaje llegue al 95%”, asegura Dolz. 

Esto significa que en el corto plazo no hablaremos de carteras que no cumplan con criterios sostenibles. Durante la pandemia los fondos que mejor se han comportado han sido los de megatendencias y los sostenibles. Son los fondos con mayores captaciones. Los clientes ahora buscan que la inversión esté relacionada con un futuro  más saludable, con un medio ambiente menos contaminado, más sostenible, en definitiva con un mundo mejor. 

Hay que apostar por la gestión activa.  Unos mercados tan volátiles crean muchas oportunidades difíciles de detectar, por lo que hay que ser muy flexibles y estar a la cabeza de las nuevas tendencias. Así, en Banca Privada de Caja Rural Granada podemos resumir en tres los objetivos que nos hemos propuesto:

  1. Integrar en todos los procesos de inversión los factores ESG, es decir medioambientales, sociales y de gobierno corporativo.
  2. Aumentar las inversiones alternativas, centradas en activos no tradicionales.
  3. Apostar por la digitalización en nuestro servicio y relación con el cliente, empleando tecnologías que faciliten aún más el asesoramiento financiero  totalmente personalizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios