Granada

Empieza el juicio a un hombre y su sicario por matar al novio de su ex

  • La Fiscalía pide 26 años de cárcel para ambos 

  • Un jurado popular se encargará del caso 

Empieza el juicio a un hombre y su sicario por matar al novio de su ex Empieza el juicio a un hombre y su sicario por matar al novio de su ex

Empieza el juicio a un hombre y su sicario por matar al novio de su ex

Un jurado popular juzga desde mañana a un hombre y su cómplice, al que contrató para que asesinara al novio de su expareja, que murió tras recibir cuatro disparos en la puerta de su vivienda de Güévejar (Granada).

La Audiencia de Granada acoge desde mañana lunes el juicio contra Serafín A.F. e Ignacio F.S., que se enfrentan a la petición de la Fiscalía de 26 años de cárcel por asesinar a la pareja de Rabia, mujer con la que el primero mantuvo una relación sentimental, fruto de la cual tuvieron un hijo, y de la que estaba separado.

Según el escrito provisional de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Efe, la ruptura sentimental no acabó con las visitas de Serafín a su expareja en su vivienda de Güévejar, que se repetían todo el día y se sumaban a un seguimiento y a vigilancia de la mujer.

En ese contexto de celos al novio de su expareja, el acusado planeó matarle y compró un arma para materializar el asesinato.

Serafín le propuso entonces al también acusado Ignacio F.S. que se encargara de disparar, y juntos planificaron el crimen para que el primero tuviera una coartada.

La noche del 20 al 21 de agosto de 2017, los dos acusados robaron un coche que estaba aparcado en Granada capital y con el que Ignacio fue a la casa de la víctima, en Güévejar, mientras su compañero se personó en la casa de su expareja, en el mismo pueblo, y la llamó desde la calle para que ella y el resto de vecinos se percataran de su presencia.

Ignacio vio entonces salir de la casa a su víctima, lo agarró del pecho, lo tiró al suelo y "de forma sorpresiva y sin posibilidad alguna de defensa", le disparó cuatro veces y le causó la muerte de manera inmediata por el impacto de tres de las balas.

La víctima, que tenía cinco hijos de ente 38 y 17 años, recibió un impacto de bala en el hombro izquierdo que le fracturó costillas y le lesionó el pulmón y la columna, otro en el tórax y una tercera herida en la cabeza, dos de los disparos realizados a corta distancia y un tercero a una distancia algo mayor.

Cuando acabó el tiroteo, Ignacio condujo el vehículo robado hasta un cruce entre municipios y, para dificultar la investigación, lo quemó y se marchó en el coche de Serafín, que lo había acompañado hasta el lugar en su propio coche.

La Fiscalía ha calificado los hechos como un delito de hurto de vehículo, otro de asesinato con alevosía y por precio o recompensa, un delito de tenencia ilícita de armas y un último de daños por incendio, y ha considerado a los dos acusados autores de los hechos.

Pide para ambos una condena de 22 años de cárcel por el asesinato, y ha sumado otros cuatro años por la tenencia ilícita de armas y el incendio del coche, junto al pago de una multa de 2.400 euros.

Un jurado popular se encargará de la causa, que comienza a juzgarse mañana con cinco sesiones previstas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios