Granada

Violencia de género: Arranca el juicio contra el hombre que asesinó a su pareja y la abandonó en un centro de salud en Dúrcal

  • Los hechos se remontan a medidos del mes de agosto de 2018

  • La causa será enjuiciada por la fórmula de jurado popular

Fachada del Centro de Salud de Dúrcal, donde fue abandonada la víctima.

Fachada del Centro de Salud de Dúrcal, donde fue abandonada la víctima. / Carlos Gil

El hombre de 42 años acusado de asesinar a su pareja, que tenía entonces 20 y a la que abandonó en un centro de salud de Dúrcal (Granada) el 14 de agosto de 2018 tras haberle asestado ocho puñaladas en un coche, será enjuiciado desde este lunes por un jurado popular en la Audiencia de Granada.

La Fiscalía ha pedido en sus conclusiones provisionales 25 años de prisión para Mustapha B. por causar presuntamente la muerte a la víctima "por el hecho de ser mujer" y culminar de esta forma "un acto de dominio y superioridad sobre ella".

Una vez que los miembros que integrarán el jurado popular encargado de este caso sean seleccionados en el edificio de la Real Chancillería está previsto que la vista oral arranque este mismo lunes en la Sección Segunda de la Audiencia.

Además de la pena de cárcel la Fiscalía, según recoge el escrito de acusación al que tuvo acceso Efe, solicita para el procesado la pérdida de la patria potestad sobre el hijo que tenía con la joven y la prohibición de acercarse a él a menos de 500 metros y de comunicarse por cualquier medio durante 30 años.

Aunque la relación había comenzado en 2013 cuando ella era menor de edad, cuando cumplió los 18 años la pareja inició la convivencia en un domicilio de Dúrcal (Granada), en cuyos alrededores, sobre la medianoche del 14 de agosto de 2018, el acusado conducía un vehículo acompañado por ella, que iba situada en el asiento del copiloto.

Entonces, con el evidente propósito de causarle la muerte, indica la Fiscalía, el hombre esgrimió un cuchillo y se lo clavó hasta en ocho ocasiones. La joven no pudo defenderse en forma alguna por lo "repentino e inesperado" de la acción, ya que la forma de proceder del procesado "eliminó la posibilidad de reacción" de la víctima.

Resultó con distintas heridas en labios, cuello, hombros, mano, antebrazo y muñeca, y concretamente una de ellas llegó a perforarle un pulmón y el corazón, lo que le provocó la pérdida masiva de sangre y la muerte. Sobre las 0:20 horas, el acusado, de nacionalidad marroquí, llegó en el vehículo con su pareja al centro de salud de Dúrcal tocando el claxon y, cuando salieron a su encuentro el médico y el celador de guardia, les gritó que la curaran.

A preguntas del facultativo sobre el origen de las lesiones, el procesado le manifestó la palabra "puñalada" y se marchó corriendo instantes después, cuando los sanitarios -que no pudieron hacer nada porque la chica ya había fallecido- se dispusieron a avisar a la Guardia Civil.

Según la Fiscalía, el acusado, que tiene "intactas" sus capacidades intelecto-volitivas, causó la muerte de su pareja "por el hecho de ser mujer" y culminó "un acto de dominio y superioridad sobre ella," ya que desde el inicio de la relación había sido frecuente que le gritara y dirigiera improperios. El Ministerio Público considera que estos hechos constituyen un delito de asesinato con alevosía, con las circunstancias agravantes de parentesco y de género.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios