Granada

El juzgado archiva el homicidio del campo de tiro de Las Gabias

  • El sobreseimiento de la causa se debe a la "extinción de la responsabilidad criminal" ante el fallecimiento del autor de los hechos

Los hechos tuvieron lugar el 10 de mayo en el campo de tiro de Las Gabias. Los hechos tuvieron lugar el 10 de mayo en el campo de tiro de Las Gabias.

Los hechos tuvieron lugar el 10 de mayo en el campo de tiro de Las Gabias. / Efe

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer 1 de Granada ha archivado la causa sobre la muerte de Mar Contreras, la joven de 21 años que falleció en el campo de tiro de Las Gabias tras recibir un disparo de la que había sido su pareja, de 24 años, que se suicidó con el mismo arma tras acabar con la vida de la joven. Tal y como indicaron fuentes judiciales, el sobreseimiento de la causa se debe a la "extinción de la responsabilidad criminal" ante la muerte del autor de los hechos.

Pese a ello, este crimen fue catalogado como un caso de violencia machista por el Gobierno central una semana después de que se produjese. Desde la Delegación para la Violencia de Género confirmaron la "condena" de este homicidio que tuvo lugar en el campo de tiro de Las Gabias el pasado 10 de mayo.

El Gobierno central confirmó el crimen como un acto de violencia machista

Este anuncio se produjo tras recibirse el informe final de la investigación realizado por la Guardia Civil, en el que como adelantó en su momento Granada Hoy, se evidenció que José Miguel F. acabó con la vida de la que había sido su novia con un disparo en la cabeza de forma intencionada y tras ello se quitó la vida.

La rapidez en producirse los dos disparos -según testigos se escucharon de seguido-, el impacto de bala que presentaba la joven en la cabeza, la posición en que hallaron a la víctima, la ausencia de llamadas de socorro, el lugar -un punto ciego para las cámaras de vigilancia-, la hora, o la tóxica relación que habían mantenido los jóvenes... Todo ello fueron pruebas recabadas por los investigadores que evidenciaban que la muerte de Mar era un homicidio compatible con carácter criminal.

Así lo defendió la familia de la joven desde un principio, que nada más conocer la noticia de la muerte de Mar sentenciaron que "la habían matado con premeditación".

La madre de la joven, María del Mar Chambó, denunció que "no había sido un accidente, sino un asesinato planeado", todo ello tras conocer el "maltrato psicológico" al que había estado sometido su hija gracias a los mensajes y audios que la joven se había intercambiado con sus amigas. En todos ellos se describían los problemas que sufría quien había sido su pareja, diagnosticado con bipolaridad esquizofrénica, o las idas y venidas que había tenido la relación.

Estas pruebas fueron entregadas a la Guardia Civil y expuestas en el informe que fue remitido al Juzgado de Instrucción número 4 de Santa Fe, que en un principio se hizo cargo de la investigación y que finalmente, tras recibir otro informe de criminalística, derivó el caso al Juzgado de Violencia sobre la Mujer 1 de Granada.

Pese a que el informe policial y el resultado de la autopsia apuntaban a que la muerte de la joven fue intencionada, finalmente el caso ha sido sobreseído por "extinción de la responsabilidad criminal". Tal y como se recoge en el artículo 130 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, "la responsabilidad criminal se extingue", entre otros motivos, "por la muerte del reo", es decir, el fallecimiento del autor de los hechos. Así, tras el suicidio del homicida, el juzgado ha archivado la causa, un formalismo con el que queda cerrada la vía penal de la misma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios