Granada

Una menor de 13 años, entre los denunciados en Guadahortuna

  • Los presuntos implicados han sido expulsados y se valora el cambio de centro educativo

Comentarios 1

La comisión de convivencia baraja la posibilidad de cambiar de centro a los cuatro menores supuestamente implicados en las dos agresiones del pasado martes en el instituto de Guadahortuna. En esta comisión se abordan las medidas educativas a tomar tras las denuncias contra cuatro alumnos del centro. Entre los presuntos agresores hay una niña de 13 años, por lo que es inimputable. Otro de los supuestamente implicados también fue denunciado el pasado día 23 de enero ante la Guardia Civil por otra agresión contra una profesora.

Los cuatro chavales, de entre 13 y 15 años, fueron denunciados el pasado martes por supuestamente agredir a una docente y a otro alumno, compañero del mismo centro. El miércoles, el día siguiente a la trifulca, el resto de estudiantes del instituto mostraron su repulsa por lo ocurrido con una jornada de paro educativo. Ayer, según indicó el delegado de Educación en Granada, se había vuelto a la normalidad en las aulas. González indicó que "hemos adoptado medidas de choque" y que la respuesta ante las dos agresiones "no puede quedar" con una actuación únicamente desde el terreno educativo. Así, expresó que "no puede existir sensación de impunidad". Será la Fiscalía de Menores la que determine las medidas judiciales a adoptar tras las denuncias. Algunos de los menores que supuestamente participaron en las dos riñas ya contaban con medidas judiciales por hechos similares.

El delegado de Educación en Granada aprovechó para expresar que los hechos del pasado martes en Guadahortuna "entran dentro de lo puntual" y transmitió un mensaje de tranquilidad.

Ayer se continuó con el diseño de la respuesta que desde la Delegación se va a dar a estos hechos. Mientras llega la decisión de la Fiscalía, se trabajará en desarrollar un aula de convivencia en la que los menores participen y trabajen.

Los hechos ocurrieron en la mañana del pasado martes, cuando dos alumnos presuntamente empujaron y pisaron a una docente tras negarse a participar en una actividad grupal. La directiva dio aviso a la Guardia Civil, que se personó e intervino en una segunda agresión, esta vez entre menores, todos ellos alumnos de Secundaria. La jornada terminó con cuatro alumnos denunciados, sin que ninguno fuera detenido. La profesora y el menor agredidos resultaron heridos con carácter leve, según la información facilitada por la Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios