Granada

El paso de un meteorito genera alarma en el Cinturón de Granada

  • La Guardia Civil recibió numerosos avisos de ciudadanos inquietados por un gran estruendo y un resplandor en el cielo

Cueva en la colina de la Sabika.

La caída de meteoritos es un fenómeno más que frecuente, igual que la alarma que genera. Diversos pueblos del Cinturón de Granada, como Albolote o Atarfe, se llevaron ayer un gran sobresalto alrededor de las 22:30 horas, cuando un gran estruendo hizo tambalear los cristales de las viviendas. Aunque al cierre de esta edición no había ninguna confirmación oficial, desde el Instituto Andaluz de Astrofísica se apunta a que "es posible" que se trate del impacto de un meteorito que puede tener un diámetro de unos dos centímetros, un tamaño "suficiente" para originar una gran estruendo. Desde el Observatorio de Calar Alto también se apunta a que la caída de objetos que pasan por la atmósfera y se incendian es un fenómeno más que común. Las redes sociales se inundaron de testimonios sobre el paso de una gran bola de fuego de por los cielos de Granada.

La Guardia Civil recibió numerosas llamadas de ciudadanos alertando del estruendo, tras lo que se mandaron a distintas patrullas a la zona de Pintos Puente y Santa Fe sin que, al cierre de esta edición, comprobaran daños materiales de algún tipo.

Javier, un vecino de Albolote, señaló a este periódico que sobre las 22:30 horas sintió un gran estruendo en su casa, lo que en un primer momento le hizo pensar en un terremoto. "Ha sido como un golpe seco, como si hubiesen pegado un golpe en la ventana y después una pequeña vibración que daba la sensación de un terremoto o de cuando pasa un camión por la calle", dijo. Tras unos segundos de incertidumbre, transcurridos unos minutos, los grupos de WhatsApp comenzaron a dar testimonios de que había caído un meteorito. Pese al escepticismo inicial, la unanimidad en los comentarios de que se había viso pasar una bola de fuego le hizo pensar en que era posible que era posible que hubiese caído un meteorito.

Antonio Prieto, vecino de Tiena, afirmó ayer a este periódico que estaba en su comedor cuando comenzó a vibrar el techado de chapa del patio, las puertas y las ventanas: "Justo antes apareció una gran luz que iluminaba todo con un posterior temblor que pensábamos que estaba producido por un terremoto". Según Prieto, los comentarios de los vecinos hablaban de que había diversos fragmentos s en el Cortijo de Enmedio, cerca de Tiena, según testimonios de los conductores.

El pasado mes de julio, los granadinos que estaban mirando al cielo a las once y pocos minutos de la noche se llevaron otra gran sorpresa cuando una gran bola de fuego cruzó el cielo del país asombrando a los ciudadanos, dudosos de haber visto una estrella fugaz o algún otro cuerpo impactando contra la atmósfera.

Una bola de fuego, más brillante que la luna llena, se pudo ver en la zona Sur del país, Este y Centro. El origen fue el impacto contra la atmósfera de una roca a una velocidad de 95.000 kilómetros hora.

El fenómeno, que fue visible a las 23:06 horas, mostró varias explosiones a lo largo de su trayectoria y fue contemplado por multitud de personas desde Madrid, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, y captado por varios complejos astronómicos. En el caso del registrado ayer, tanto el IAA como Calar Alto aportarán más datos a lo largo del día de hoy sobre este nuevo visitante de los cielos granadinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios