Granada

La migración en estado de alarma: Solución de emergencia en Granada para 17 argelinos que Motril sacó de madrugada

La migración en estado de alarma: Solución de emergencia en Granada para 17 argelinos que Motril sacó de madrugada La migración en estado de alarma: Solución de emergencia en Granada para 17 argelinos que Motril sacó de madrugada

La migración en estado de alarma: Solución de emergencia en Granada para 17 argelinos que Motril sacó de madrugada / Antonio L. Juárez (Photographerssports)

La ciudad de Granada tuvo que improvisar una solución de emergencia en plena madrugada para un grupo de unos 17 migrantes argelinos que fueron trasladados a la capital por el Ayuntamiento de Motril después de su llegada por mar a la Costa granadina el pasado jueves. En pleno estado de alarma, estas personas no podían vagar sin rumbo por la ciudad y el Gobierno local ha habilitado su confinamiento en el pabellón Paquillo Fernández, a la espera de una solución. 

Este reducido grupo es parte de otro mayor que fue interceptado la semana pasada cuando viajaban en pateras. Al llegar a Motril fueron llevados al centro de inmigrantes del puerto de Motril y allí estuvieron hasta la noche del domingo, cuando ninguna ONG pudo hacerse cargo de ellos para confinarlos. Subdelegación del Gobierno pudo ubicar al resto de migrantes llegados el jueves, pero no a este grupo que fue trasladado por el Consistorio motrileño a las puertas de la institución en la capital.

La concejal de Podemos-IU, Elisa Cabrerizo, alertó de la situación al gobierno local y fue el edil César Díaz el que tuvo que habilitar una solución de emergencia en el pabellón deportivo donde al inicio de la pandemia fueron llevadas todas las personas sin hogar que había en la ciudad. Ahora el Ayuntamiento espera una solución por parte del Gobierno. 

El alcalde de Granada, Luis Salvador, se ha mostrado esta mañana muy enfadado con la Subdelegación del Gobierno al acusar a la institución de cruzarse de brazos y traspasar el problema al Ayuntamiento. El regidor ha dado un ultimátum al fijar como límite máximo las 8 de la tarde para que el Estado busque una solución para los migrantes confinados. 

Según ha explicado la subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro, la Comisaría de Motril se puso en contacto con el Ayuntamiento de Motril para comunicarles el problema y éste le informó de que se iba a hacer cargo una ONG y la Cruz Roja. La representante del Gobierno asegura que se llevó una "sorpresa" en plena noche cuando recibió una llamada de la concejal en la que le advertía de que el grupo iba a ser trasladado a la puerta de la Subdelegación en la capital.

López Calahorro ha agradecido al Ayuntamiento de Granada y a Cruz Roja su colaboración inmediata, y respecto al Consistorio de Motril le recuerda el "principio de colaboración". "Si hubieran habilitado un espacio hoy seguiríamos trabajando" en la reubicación, del mismo que se está haciendo ahora para resolver el problema en la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios