Municipal

La nueva movilidad en Granada: 75 kilómetros de carril bici y 51 peatonales desde el lunes

  • El Ayuntamiento señalizará 125 kilómetros de infraestructuras en un plazo de diez días

  • La velocidad se bajará a 30 km/h e incluso a 10 en algunas calles

La nueva movilidad en Granada: 75 kilómetros de carril bici y 51 peatonales a partir del lunes La nueva movilidad en Granada: 75 kilómetros de carril bici y 51 peatonales a partir del lunes

La nueva movilidad en Granada: 75 kilómetros de carril bici y 51 peatonales a partir del lunes / Jesús Jiménez / Photographerssports

Granada entra el lunes en una nueva forma de movilidad. El coronavirus ha acelerado los cambios hacia una ciudad más peatonal y amable en el tráfico. Así, bajo el paraguas de garantizar la distancia de seguridad entre personas, se van a señalizar 125 kilómetros de infraestructuras que en un principio tendrán uso peatonal y para bicicletas y vehículos de movilidad personal como patinetes. El fin es que muchas de ellas se queden ya así peatonales y otras se revise cuando pase esta situación.

El concejal de Movilidad, César Díaz, ha avanzado hoy algunos detalles de la nueva movilidad pero sin detallar todavía las calles que cambiarán a partir del lunes. Se quiere anunciar la semana que viene, por lo que si Granada pasa de fase el lunes hay que andar con ojo para conocer los cambios y que no afecten a la movilidad sobre todo por las restricciones a los vehículos privados, que se quieren limitar al uso en carretera.

Según Díaz, la señalización (horizontal y vertical) se comenzará a poner el domingo de madrugada y el lunes ya se podrán comprobar los cambios, que se irán adecuando entre una semana y diez días, plazo en el que esperan que esté todo implantado. "Granada entra en una nueva movilidad para la nueva normalidad en la que estaremos los ciudadanos", una nueva normalidad que llega para quedarse durante bastante tiempo.

En cuando a los carriles bici y de uso para vehículos de movilidad personal como patinetes, en la actualidad hay 15 kilómetros de carriles "pero inconexos y poco operativos". El nuevo plan reservará hasta 75 kilómetros para estos vehículos, mediante reserva por ejemplo de carriles en vías de dos.

También a partir de la madrugada del domingo se activará la señalización de 51 kilómetros para peatones. Serán 41 en la primera fase y otros diez en la segunda fase. Tampoco se han señalado todavía las calles que tendrán esta prioridad y consideración de peatonal. Se harán también rutas desde los barrios hacia el Centro. "El objetivo es recuperar calles peatonales en tres líneas: espacios peatonales temporales por franja horaria, o por días, uso preferente peatonal en zonas más amplias y otros espacios en los que será definitivo el cambio", ha dicho el edil, que anunciará el lunes los cambios, que se consensuarán.

El concejal ha aclarado que estas son medidas inicialmente "provisionales por razón de emergencia por la Covid-19, por la nueva normalidad, por lo que la señalización se someterá a nueva revisión si hace falta para afinar". 

"Queda claro que es un mensaje de fomento de la movilidad triangular: peatones, transporte público y vehículos de movilidad personal y bicis. Esto va a suponer calmar el tráfico y limitar el coche al uso de carretera", ha dicho el concejal, que comparte el modelo de peatonalización con los partidos de la oposición y que sobre el que presentó el PSOE dice no conocer más detalles. Así, habrá también calles con coexistencia entre peatones y vehículos pero en las que los vehículos serán residuales, sobre todo en el centro. 

Otro cambio será en la velocidad. El equipo de gobierno vuelve a retomar la implantación de la velocidad 30 km/h en toda la ciudad para "calmar el tráfico" e incluso lo bajará en otras calles a 20 y a 10 kilómetros hora. A su llegada al gobierno, el bipartito eliminó la velocidad 30 en la ciudad que impuso el PSOE porque decía que era imposible cumplir y lo iba a revisar anunciando un plan de restricción de la circulación a modo de Madrid Central para frenar la contaminación, planes que ahora se han visto superados por el coronavirus. Según Díaz, que veía en su día imposible el cumplir esa normal, se habilitarán medidas de diseño de calles para reducir velocidad, por ejemplo en la forma de aparcar optando por el modo en batería para que quede menos espacio para el coche. 

Todo esto se suma a las recomendaciones que ya se dieron para que los peatones circulen por la derecha en el sentido de la marcha con el objetivo de ordenar las calles y evitar cruces entre personas y masificación en determinadas vías. 

Y a la concienciación ciudadana. "Vamos a empezar una campaña de concienciación de esta nueva movilidad en la nueva era. Ya está bien que la contaminación sea la excusa, la contaminación es la causa por la que el coronavirus es más resistente en Granada y ya no hay marcha atrás", ha dicho Díaz, que insiste en que a partir del lunes se empezarán a ver los cambios y que esperan generar esa nueva costumbre de movilidad".

Por otro lado, si Granada pasa a la fase 1, se incrementará la oferta de autobuses urbanos al 75%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios