Granada

"Una muestra clara de cómo se procupan hasta dar su vida por nosotros"

Rosa Aguilar y Grande-Marlaska. Rosa Aguilar y Grande-Marlaska.

Rosa Aguilar y Grande-Marlaska. / c. gil

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, definió a José Manuel Arcos, el guardia civil asesinado de un disparo, como "una muestra clara de cómo los agentes se ocupan y se preocupan hasta dar su vida por nosotros". Grande-Marlaska acudió ayer al acto fúnebre celebrado en la Catedral de Granada para despedir al agente, en el que destacó cómo los éstos son capaces de todo "en la defensa" para garantizar "un espacio tranquilo, de paz".

"Tenemos que tenerlo en cuenta para agradecerlo hoy y todos los días", manifestó Grande-Marlaska, que además indicó que la guardia civil en prácticas que acompañaba al agente Arcos en el momento del disparo, también se encontraba en el funeral y que era "una mujer hecha y derecha, como todas las de la Guardia Civil, una gran profesional que estuvo a la altura de las circunstancias".

El titular de Interior, que por problemas meteorológicos no pudo imponer la medalla al mérito al agente durante la capilla ardiente, finalmente lo hizo el director de la Guardia Civil, Félix Azón, declaró que no iba a hacer "elucubraciones" sobre si el agente llevaba o no chaleco antibalas. Este asunto fue denunciado por la asociación Jucil, que reclamó más material, pero el titular de Interior manifestó que todo lo ocurrido quedará recogido en el atestado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios