Educación granada

La 'nueva normalidad' en los comedores escolares de Granada: mesas y sillas separadas o por turnos

  • Sanidad marca la norma que deberá seguirse en los centros educativos y en los servicios extraescolares

  • Unos 20.000 niños en Granada comen cada día en su colegio

Un grupo de niños almuerza en el colegio. Un grupo de niños almuerza en el colegio.

Un grupo de niños almuerza en el colegio. / R. G.

Distancia de al menos un metro y medio. Y cuando no sea posible, mascarilla. ¿Y a la hora del almuerzo en el comedor escolar? La rutina a la hora de comer cambiará radicalmente con la vuelta al cole el próximo mes de septiembre. Serán los centros los que marquen en parte cómo se gestionará el día a día en la denominada nueva normalidad, pero desde Educación apuntan a que servicios como el del comedor deberán adaptarse a lo que establece la Consejería de Salud y Familias.

Fuentes de la Consejería indicaron que se aplicarán las normas que establece Salud, con las que no es posible establecer negociación ni medidas de flexibilización. Los menores usuarios del comedor de distintos "grupos de convivencia" deberán guardar la distancia de un metro y medio entre ellos, ya que durante el servicio de comida no será posible llevar la mascarilla. Ante esto, los escolares deberán redistribuirse en el espacio destinado a comedor. Si no es posible, se tendrá que establecer turnos de comidas, según indicaron desde Educación. El documento recoge cómo gestionar el uso de la vajilla, los vasos, los cubiertos o las jarras de agua. En la provincia de Granada, en el curso 2016/2017, un total de 19.680 menores eran usuarios del comedor escolar.

La vuelta al colegio -que será presencial- establece que los alumnos compartirán espacios dentro de lo que se ha denominado "grupos de convivencia escolar". La composición de estos grupos se determinará por el propio centro, pero Educación da como ejemplo que los tres cursos del segundo ciclo de Infantil más primero de Primaria conformen uno de estos grupos de convivencia que podrán compartir espacios, como el patio o el comedor escolar. Si en la zona destinada a comedor hay alumnos de otros "grupos de convivencia" -alumnos de cursos superiores- habrá que poner en marcha las medidas que se recogen en el protocolo, como "buscar espacios" o adecuar la zona para mantener la distancia de seguridad durante los almuerzos.

En cualquier caso, tanto si se busca otro espacio, se adapta el existente o se establecen turnos el centro debe garantizar que la disposición de mesas y sillas guarde la distancia se seguridad. También se debe garantizar que el flujo tanto a la entrada como a la salida garantice la fluidez, se incidirá en la limpieza y desinfección tanto de los espacios como del menaje y se deberá garantizar una ventilación adecuada.

Estas medidas se presentan en mesa sectorial a los sindicatos una vez que ha finalizado el plazo para que las familias soliciten los servicios extraescolares, como es el caso del comedor.

Otro de los puntos en los que la rutina deberá ajustarse a la nueva normalidad es la entrada y salida del centro educativo. Se establece por parte de la Consejería que los colegios e institutos deben establecer horarios flexibles para escalonar la llegada de los alumnos. Lo mismo a la salida. Únicamente se establece la excepción de que haya varios hermanos en el mismo centro. Entonces se podrá establecer que, aunque estén en cursos diferentes, entren a la misma hora. 

Serán también los ayuntamientos los que establezcan perímetros de seguridad en las inmediaciones de los centros para garantizar que en las horas de más afluencia no se den aglomeraciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios