desempleo granada

La campaña navideña, la Sierra y el relajamiento de las restricciones dan un respiro: El paro en Granada baja en diciembre en 1.575 personas

  • Se trata de una de las pocas provincias que escapan de la tendencia nacional al alza

Centro de Granada durante estos días. Centro de Granada durante estos días.

Centro de Granada durante estos días. / Antonio L. Juárez / Photographerssports

Granada ha cerrado el mes de diciembre con una nueva noticia. Baja el paro. Y lo hace en contra de la tendencia que se observa en el resto de las provincias andaluzas (menos Jaén y Córdoba) y la tendencia nacional. Según los datos facilitados por el Servicio Público de Empleo (SEPE) del Ministerio de Trabajo y Economía Social, la provincia registra un descenso de 1.575 desempleados menos que el mes anterior. Esto deja el dato global en una cifra altísima: 101.986 granadinos siguen sin trabajo.

A nivel andaluz, únicamente Jaén y Córdoba tienen un comportamiento igualmente positivo, con un descenso en el número de desempleados de 3.577 y 577, respectivamente. A nivel andaluz, el paso sube en 2.933 personas con respecto a noviembre. En cuanto a los datos nacionales, las tres provincias del País Vasco bajan en cuanto al número de parados (Vizcaya -2.172, Álava -243 y Guipúzcoa -781). También desciende en Baleares en 991 personas y en Melilla (-113). Menos significativo es la baja en Castellón, donde 21 personas dejaron de formar parte de las listas del paro. En toda España el paro sube en 36.825 personas.

El dato granadino se explica por el desarrollo de la campaña navideña y el inicio de la temporada de esquí en Sierra Nevada, elementos clave para explicar la tendencia que se registró en la provincia el mes pasado. Asimismo, cabe recordar que en noviembre la actividad en el sector servicios estuvo condicionada a las restricciones diseñadas desde la Junta. De cara a las fiestas navideñas se abrió la mano en cuanto a las limitaciones y esto ha tenido su efecto en el empleo.

El tirón del sector servicios es evidente cuando se analiza el número de personas que han encontrado empleo por sectores. En éste el descenso ha sido de 1.528, por lo que continúan sin empleo dentro de este sector 66.713 personas. Otro tanto positivo se lo apunta la agricultura a cuenta de las campañas agrícolas, con una bajada en el número de demandantes de empleo de 588 granadinos, lo que deja el global en 8.611. Mucho más moderado ha sido el comportamiento en la industria, con 25 desempleados menos que el mes anterior y con 4.892 personas en el listado de demandantes. La construcción no creó empleo y se apuntó un ascenso en el número de parados de 495 personas, para sumar un total de 5.109 en Granada. Por último, en el sector denominado sin empleo anterior se suman 71 demandantes, por lo que el cómputo global se queda en 11.899 personas.

En cuanto a la variación interanual, el dato es pésimo. El desempleo subió con respecto a diciembre de 2019 en 22.284 personas en Granada hasta las 101.986 personas, nada menos que un 27,9 más%. El dato es muy malo si se compara con el entorno. En Andalucía el paro creció un 24,6% y en España, un 22,9%.

Reacciones

En cuanto a las reacciones, el sindicato CSIF subrayó “la necesidad de analizar la calidad del empleo creado, caracterizado por una alta rotación de contratos temporales que reflejan la inestabilidad del mercado laboral granadino”. De los 40.708 contratos rubricados el mes pasado 1.689 fueron indefinidos y el resto, hasta 39.019, temporales.

CCOO alertó de que “no podemos echar las campanas al vuelo” ya que el empleo que se ha creado ha sido, fundamentalmente, debido a la campaña navideña y la campaña de la aceituna en el sector agrícola”. “No debemos olvidar que estamos ante una bajada coyuntural, fruto de la estacionalidad y con una creación de empleo extremadamente precaria”, añadió el sindicato.

El secretario general de UGT Granada, Juan Francisco Martín, abundó en la precariedad de los contratos “que, en la mayoría de los casos, no van a llegar al mes siguiente, y que mayoritariamente son a tiempo parcial y mal remunerados, lo que hace que las personas contratadas no tengan ningún tipo de protección por desempleo y tengan un mayor riesgo de sufrir accidentes laborales”.

“Las cifras del paro reflejan con crudeza la precaria situación de nuestra economía y nuestras empresas después de nueve meses conviviendo con el virus, los confinamientos y las restricciones de actividad”, explicó por su parte la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, que señaló que ni siquiera los buenos datos de diciembre, marcados por las campañas agrarias y el periodo navideño, han conseguido salvar a Granada de un triste récord: “Cerramos el año con la cifra de paro más alta desde 2012 (por entonces el año se saldó con 108.185 parados).

La CGE también destaca que “la afiliación también rompe con ocho años de buenos datos interanuales. La Seguridad Social ha cerrado 2020 en Granada con una media de 334.640 afiliados, lo que supone la destrucción de 8.528 puestos de trabajo respecto a diciembre del año pasado (una caída de la afiliación del 2,48%). La provincia no registraba un descenso interanual tan elevado desde 2012”.

“Granada, que ha soportado un mayor nivel de restricciones que el resto de Andalucía y cuya economía depende en buena medida de los sectores más dañados por la crisis del coronavirus, necesita cuanto antes un plan extraordinario para salvar a la empresa”, aseguró María Vera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios