Universidad de Granada

Mi pequeña gran UGR: un cuento para descubrir la Universidad de Granada

  • Mi pequeña gran UGR lleva a un centenar de escolares de 4 y 5 años de tres colegios granadinos a vivir una jornada como auténticos universitarios en la Facultad de Filosofía y Letras

Carlos V fue uno de los protagonistas. Carlos V fue uno de los protagonistas.

Carlos V fue uno de los protagonistas. / Carlos Gil

“Érase una vez...”. En el auditorio, un centenar largo de escolares de entre 4 y 5 años, profesoras y familiares de los colegios Fuentenueva, San Juan de Dios y Las Mimbres, de Armilla, se entregan al cuento que les narra la vicedecana de Actividades Culturales e Investigación de la Facultad de Filosofía y Letras, Ana Gallego. “Quiero que toques el piano, seño”, se oye en el auditorio. “Nuestro reino es celestial”, prosigue Gallego. “Y tiene un tesoro”. Se escucha un “ohhhh” con su buena dosis de expectación infantil. “Que está en la biblioteca. Todos los libros son mágicos”. También hay una caja del tesoro, con su correspondiente mapa.

“El rey es el decano”, continúa la vicedecana, que enlaza el nombre del cargo que en la actualidad ocupa José Antonio Pérez Tapias con su interesante etimología. “Decano viene de diez, un número sagrado. El diez es el círculo, los diez mandamientos... el número de la camiseta de Messi”, concede a su público Gallego, que ejerce de maestra de ceremonias del primer encuentro que este centenar de escolares tiene con la Universidad de Granada y que se incluye en la iniciativa bautizada como Mi pequeña gran UGR.

La iniciativa –que incluyó una visita a la Facultad, entrar en las clases y en un encuentro con la rectora, Pilar Aranda, que se manifestó “enamorada” de la idea– es un proyecto del Plan de Innovación Docente que desarrollan la profesora Yolanda Guash de la Facultad de Filosofía y Letras, y Sara Alonso, gestora técnica de UGREmprendedora. Participan estudiantes y graduados de Educación Infantil e Historia y Ciencias de la Música y profesorado de varios departamentos”. El objetivo del proyecto es enseñar a los niños la importancia que la Universidad de Granada tiene en su entorno, con charlas en los colegios y visitas de los niños para conocer la UGR”, indica la Universidad.

El Aula Magna de Filosofía y Letras acogió el encuentro de los pequeños. El Aula Magna de Filosofía y Letras acogió el encuentro de los pequeños.

El Aula Magna de Filosofía y Letras acogió el encuentro de los pequeños. / Carlos Gil

Yolanda Guash destaca que se trata de una iniciativa pionera por cómo se desarrolla y el objetivo que tiene. “En la Universidad hay proyectos para la infancia, pero lo que proponemos no es tanto participar en una actividad concreta como que conozcan la Universidad como institución”. Antes de ir a la Facultad, se ha mantenido una sesión de trabajo en el aula, en el que se ha explicado a los niños “qué es la Universidad de Granada, quién es la rectora, los vicerrectores y qué son las facultades”. Vienen con los deberes hechos. Cuando Pilar Aranda les pregunta, un coro de vocecillas afirma que es la rectora. Y cuando les repregunta que qué es ser rectora, la respuesta es que “es la directora”.

“Lo entienden porque dentro de su colegio también hay un director , un equipo”, indica Guash. Para profundizar en lo que es la UGR se emplea como recurso una marioneta que representa a Carlos V, fundador de la Universidad. “Se les acerca así la historia” de la institución.

El proyecto suma un año de trabajo previo en el que han contado con participación de “casi todos los departamentos” y también se trabajará después de la visita. Se ha comenzado con una visita a Filosofía y Letras “porque quizá las Humanidades tienen menos presencia en la sociedad”, aunque la “idea es extenderlo a otras facultades”, adelanta Guash.

La “actividad estrella” es que los pequeños vivan la experiencia de ser universitarios por un día. Así, pudieron ir a un pequeño concierto en el Aula Magna, a la cafetería a tomar el desayuno, disfrutar de un taller de cine, tuvieron el encuentro con la rectora –que les mostró los atributos del ceremonial universitario– e incluso ir a clase de Historia del Arte, Arqueología, Musicología y Geografía.

Al final de la intensa jornada se les obsequió con El gran secreto del Ratón Latón, afincionado al requesón y a explicar los entresijos de la UGR.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios