Granada

Un plan contra el 'sinhogarismo' saca de la calle a cinco personas

  • El Ayuntamiento se suma a un proyecto innovador para que puedan vivir de forma autónoma

La concejal Jemi Sánchez, en la presentación del proyecto. La concejal Jemi Sánchez, en la presentación del proyecto.

La concejal Jemi Sánchez, en la presentación del proyecto. / G. H.

Cinco personas sin hogar que residían de forma habitual en las calles de la ciudad viven de forma autónoma desde principios del pasado verano en un piso gracias al programa Habitat-Housing First puesto en marcha en 2017 por el Ayuntamiento de Granada, con la colaboración de Rais Fundación y Asociación Provivienda. Granada se ha sumado así a un programa "radicalmente diferente e innovador a la metodología tradicional" puesto en marcha ya en 17 ciudades españolas, entre ellas Córdoba y Sevilla, y que pretende dar una respuesta "definitiva" al sinhogarismo, que en la capital afecta a 180 personas, según datos del informe Conocer por Actuar de la Junta de Andalucía.

La concejal de Derechos Sociales, Educación y Accesibilidad en el Ayuntamiento de Granada, Jemi Sánchez Iborra, explicó ayer que el programa puesto en marcha cuenta con el consenso unánime de todas las formaciones políticas con representación en el Consistorio, por lo que destacó que "nace con vocación de quedarse".

Según el último informe la capital tiene a 180 personas viviendo en la calle

La iniciativa beneficiará a un total de diez personas sin hogar , que podrán residir así en una vivienda propia. Por el momento, se han alquilado ocho pisos, de los diez previstos, que se encuentran distribuidos por toda la ciudad.

En este sentido, Sánchez hizo hincapié en que el programa se dirige a personas sin hogar con una larga trayectoria en la calle que, además, cuentan con una especial vulnerabilidad por presentar problemas de adicción, salud mental o discapacidad. Las personas sin hogar contarán a lo largo de todo el proceso "indefinido" con el apoyo del personal de la colaboración entre Rais y Provivienda, que respetará en todo momento las decisiones y ritmos de los beneficiados, tal y como informó Daniel Fábregas, responsable del programa Housing First de Provivienda. "Al entregar las llaves damos las llaves para que ellos abran la puerta de su propia casa y puedan formar un hogar con el que obtener una oportunidad de construir su propio proyecto vital", manifestó.

Por su parte, Sánchez recordó el "excelente resultado" del programa en otras experiencias internacionales, en las que se constató un 85% de permanencia de los beneficiados en la vivienda, a la vez que defendió la "importancia de entender el derecho a la vivienda como una metodología basada en el respeto y que mejora su calidad de vida".

Tras asegurar que la nueva metodología "coexistiría" con los modelos tradicionales existentes en la ciudad, entre los que mencionó albergues y casas de acogida, puntualizó que las personas inscritas al programa adquieren los compromisos de recibir el apoyo de una visita semanal por parte del equipo de apoyo; en caso de contar con ingresos, aportar el 30% al programa, porcentaje que se calcula que cada persona destina a su vivienda, y el respeto y buen uso de la vivienda en las mismas condiciones que cualquier persona con un contrato de alquiler. Además el proyecto tiene en cuenta la participación de los beneficiados en una evaluación que pueda servir a la valoración y efectividad del programa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios