Granada

La plantilla de Rober acepta la rebaja salarial para mantener los empleos

  • El comité logra un acuerdo con la empresa, que asegura la continuidad de los 340 trabajadores

Los trabajadores de Transportes Rober, la concesionaria del servicio de autobuses urbanos en Granada capital, desconvocaron ayer la huelga indefinida prevista en el sector a partir del 8 de enero tras ratificar en asamblea el preacuerdo alcanzado con la empresa.

El presidente del comité de empresa, Juan Francisco Muñoz, destacó en una nota que este acuerdo recoge la principal reivindicación de los trabajadores, el mantenimiento de los puestos de trabajo para 2013.

De este modo, explicó Muñoz, "nos aseguramos que aunque haya disminución de kilómetros en la concesión del servicio de autobús urbano, queda cerrada la puerta a los despidos para los 340 trabajadores de Transportes Rober".

El representante sindical ha querido reconocer además el esfuerzo realizado por parte de la empresa en la negociación del convenio colectivo, que ha culminado con acuerdo "y recoge la reducción de 38 a 37 horas semanales, con el fin de generar empleo para los 42 compañeros que se encuentran en la bolsa de trabajo de la empresa".

En esta negociación, también los trabajadores han "cedido aceptando la congelación salarial y cambios en la organización del trabajo como dejar de percibir el plus por festivos", dijo Muñoz.

No obstante, matizó que se trata de medidas de carácter temporal a aplicar en un año de transición, ya que en el 2014 se plantearán nuevas alternativas con motivo de la futura reestructuración de líneas.

Por su parte, Antonio Jesús Zarza, Secretario General de la Federación de Transportes, Comunicaciones y Mar (FTCM) de UGT Granada, reiteró ayer que las movilizaciones han conseguido, a través de la redistribución de la jornada, que se mantengan los puestos de trabajo de toda la plantilla.

El representante de UGT advirtió tanto al Ayuntamiento de Granada como a Transportes Rober que desde el comité de empresa "se estará vigilante para que se cumpla a rajatabla el acuerdo alcanzado y no se traslade a los ciudadanos el posible coste del mismo a costa del aumento de las tarifas o de la frecuencia de los autobuses".

Tras conocer esta noticia, el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, felicitó a la empresa y los trabajadores por "solucionar" este problema laboral mediante la vía de la negociación.

El acuerdo llega después de que los trabajadores de Rober hayan secundado varios paros parciales ante la ruptura de las negociaciones sobre el convenio colectivo. Los paros se vinieron desarrollando desde noviembre de seis a nueve de la mañana, horario en el que operaron sólo un 30% de los servicios mínimos, unos 38 coches del total de la flota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios