Granada

El fiscal exigirá protección al Gobierno por las pintadas de Puerta Monaita

  • Cree que los grafitis que se han ido realizando en el monumento zirí y lo están degradando podrían considerarse una expoliación, ante la que deben actuar las administraciones

Comentarios 2

Para el fiscal superior de Andalucía, Jesús García Calderón, cada grafiti, cada daño que se realiza a un rincón histórico de Granada es un desgarro en su afán protector. Uno de los últimos ataques al patrimonio histórico granadino que se ha hecho público han sido unos antiguos grafitis -algunos se estima que pudieron ser realizados en los últimos meses- que afean la belleza de una de las puertas de la ciudad que rezuman historia: la Puerta Monaita, integrada en la muralla zirí, en el barrio del Albaicín.

Esas pintadas, si se bucea en las leyes que protegen los monumentos, podrían ser consideradas incluso "una expoliación". Por ello, García Calderón se está planteando librar un oficio al Ministerio de Justicia y a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, a fin de trasladarle la situación de la Puerta Monaita y que se actúe para evitar que siga degradándose.

El jefe de los fiscales andaluces mantuvo ayer mismo una reunión con los miembros de la Unidad de Policía Judicial adscrita a su departamento para estudiar en profundidad este caso flagrante de daño al patrimonio y de contaminación visual. Parece que en los últimos años ha habido algunas actuaciones por estos hechos vandálicos (según fuentes del Ministerio Público constan diligencias en la Fiscalía Provincial de Granada y en un juzgado), las cuales estás siendo analizadas por García Calderón.

Lo cierto es que la ley establece que en determinados casos de expoliación, como podría ser el de la Puerta Monaita, "la Administración del Estado, con independencia de las competencias que correspondan a las Comunidades Autónomas, en cualquier momento, podrá interesar del Departamento competente del Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma correspondiente la adopción con urgencia de las medidas conducentes a evitar la expoliación. Si se desatendiere el requerimiento, la Administración del Estado dispondrá lo necesario para la recuperación y protección, tanto legal como técnica, del bien expoliado".

La Puerta Monaita es un monumento y tiene, por ello, una protección especial. Se levantó en el siglo XI. En 1931 fue declarada Monumento Histórico Artístico Nacional y fue restaurada en los años 1998-1999. En la red se puede leer que "está algo abandonada y sometida a actos de vandalismo, como han puesto de manifiesto reiteradamente asociaciones conservacionistas y vecinales o medios de comunicación", entre ellos, este diario.

Las intervenciones del fiscal superior contra los actos de esta naturaleza están reflejadas en internet, donde se recoge que "la Fiscalía Superior de Andalucia ha reiterado sus denuncias (Fiscal Superior Jesús García Calderón) por el daño que reiteradamente producen los grafitos y actos de exhibicionismo gráfico realizados sobre el monumento y que no son objeto de denuncia alguna".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios