Begoña bernal. presidenta de icomos españa

"El proyecto del Atrio es inviable porque modifica radicalmente la Alhambra"

  • La responsable del organismo asegura que el proyecto es negativo "con y sin la oposición de los ciudadanos"

La presidenta de Icomos España, Begoña Bernal. La presidenta de Icomos España, Begoña Bernal.

La presidenta de Icomos España, Begoña Bernal. / g. h.

-el informe de Icomos ha supuesto la paralización del proyecto del Atrio de la Alhambra. Aunque reconoce la alta cualidad del proyecto, asegura que es "demasiado invasivo" y que pone en riesgo a la Alhambra. ¿En qué sentido amenaza el valor excepcional universal del monumento?

-El punto de partida de este proyecto es lo dispuesto en la Línea 2 del Plan Director de la Alhambra (2007-2015), que proponía gestionar y favorecer las visitas y acceso de los visitantes a la Alhambra. Pero ese Plan Director no tuvo en cuenta uno de los valores universales excepcionales del bien inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial en 1984: que la Alhambra, además de ser un conjunto palaciego, construido y rodeado por una muralla, es un paisaje cultural histórico que combina elementos arquitectónicos, espacios ajardinados, conjunto de estructuras hidráulicas y parcelas de cultivos. Este olvido del valor definitorio de la vegetación que forma parte de la Alhambra lleva a no tener en cuenta la delimitación estricta del bien inscrito que incluye todo lo que debe protegerse de manera radical, protección que se amplía al área de amortiguamiento o zona búffer. Por ello lo que se haga en el interior de ese perímetro acotado (los límites del bien) está estrictamente prohibido. Si el proyecto se pretende desarrollar en el espacio de las instalaciones de entrada existentes, no se desarrolla 'delante' del bien inscrito en 1984 sino en el interior del propio bien. Si fuera necesario plantearse un proyecto para "mejorar" la recepción de visitantes, el lugar elegido nunca podría ser el lugar idóneo. El proyecto Atrio, de esta manera, no sólo amenaza sino que transforma la actual armonía de este bien como expresión cultural histórica compuesta, conjuntamente, por palacios, huertas, acequias y jardines, que llegaron hasta 1984 y que fueron reconocidos internacionalmente por el Comité del Patrimonio Mundial.

-Icomos apunta que sería necesario reformular por completo el proyecto, algo que pasaría por reducir volúmenes. ¿Se podría hacer una adaptación del proyecto de Álvaro Siza y Juan Domingo Santos?

-El proyecto de Álvaro Siza y Juan Domingo Santos, como ya queda dicho, es inviable, no por el proyecto en sí, sino porque nunca podrá diseñarse algo semejante en el lugar previsto en la actualidad. Si se insistiera en llevar a cabo ese proyecto en otro lugar, serán los autores quienes verían la oportunidad de reformular el proyecto actual.

-El director del Patronato de la Alhambra, Reynaldo Fernández, se ha mostrado dispuesto a invitar a Icomos para que asesore en la posible reformulación del proyecto. ¿Cómo cree que se podrían atender las necesidades de los turistas que visitan el monumento?

-Será oportuno, antes de cualquier otra actuación, estudiar cuáles son las necesidades que pretende afrontar el Plan Director de la Alhambra, que proponía gestionar y favorecer las visitas y acceso de los visitantes al monumento, y las alternativas que puedan existir. Ahora hay varios edificios subutilizados en la zona que, con un plan general armonioso y completo podría satisfacer las necesidades del creciente número de visitantes. De todos modos no podemos olvidar que antes de nada hay que hacer un Informe de Impacto Patrimonial de conformidad con la Guía del Icomos (enero de 2011) que es preceptivo para que se pueda autorizar cualquier construcción nueva. Éste es un paso previo. Sobre la posible participación de Icomos, solamente debo señalar que el Comité Nacional de España de Icomos ha estudiado y sigue de cerca todo lo relacionado con el negativo impacto contra el Patrimonio Mundial del proyecto Atrio.

-Hay quien piensa que descartar el Atrio supone dejar pasar una oportunidad de tener un edificio singular y de alta calidad. ¿Qué opina?

-Si alguien en Granada quiere 'tener' un edificio de singular y de alta calidad que lo 'compre' pero sin pagar como moneda la Alhambra (que esa sí tiene valor, excepcional universal).

-Si el proyecto no hubiera generado una alta contestación social, ¿cree que se habría llevado a cabo?

-El proyecto es negativo para el patrimonio con o sin la oposición de los ciudadanos, pero su opinión es tan válida tanto si es positiva como si es negativa. No obstante, Icomos, que está integrada por ciudadanos, no entra en las valoraciones que se hagan en esos foros. Sus informes técnicos son realizados por especialistas, tal como figura en la Convención del Patrimonio Mundial de la Unesco.

-¿Ignorar el informe de Icomos habría puesto en riesgo la inclusión de la Alhambra en la lista del Patrimonio Mundial? ¿Hay casos en los que la Unesco haya decidido retirar el título?

-Sí. El informe de Icomos así lo avisa y además claramente: el proyecto es demasiado invasivo y es probable que repercuta negativamente en el Valor Universal Excepcional del bien Patrimonio Mundial. El enorme edificio programado contrasta con la disposición expresada, en el momento de la inscripción en 1984 por Estado español, de "definir una amplia zona de protección en torno de la zona monumental de la Alhambra y del Generalife para evitar la construcción de futuros edificios y estacionamientos". Esto también fue señalado por el Comité del Patrimonio Mundial tras la inscripción del bien, quien manifestó el deseo de que, como indicaron las autoridades españolas, una gran zona de protección garantizara que el entorno visual de este bien no se vea perjudicado por construcciones modernas.

-¿El patrimonio tiene que permanecer inmutable? ¿No hay margen para adaptarlo a las necesidades de los turistas y visitantes?

-Patrimonio significa bien de interés cultural o natural y, como tal bien, ha de ser conservado. Para ello existen leyes de protección del patrimonio. Se protege precisamente por su valor como bien. Sería del género tonto cambiar aquellos bienes que están reconocidos por su valor excepcional universal. El proyecto Atrio modifica radicalmente el bien. Tiene un impacto fuerte y visible en la percepción del espacio Alhambra. Cambia lo que ahora existe totalmente. El patrimonio está modulado en el tiempo por la valoración que la sociedad hace en cada momento. Para gestionar esas valoraciones encomienda las diferentes medidas a instituciones y organizaciones públicas y democráticas. Si alguien piensa que un arquitecto estrella puede mejorar la Alhambra, debe realizar un curso acelerado sobre lo que es y significa el concepto patrimonio. Y debe de conocer las leyes que lo regulan para no aplaudir a quienes actúan como si la ley no existiera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios