Granada

"Como el pueblo se llama Tocón, pues otra vez tocó"

  • El Café Bar Torres vuelve a vender un décimo con el Segundo Premio del sorteo

  • Tres jóvenes del pueblo, los agraciados

Los tres jóvenes jugaban tres números, dos de ellos comprados en este establecimiento. Los tres jóvenes jugaban tres números, dos de ellos comprados en este establecimiento.

Los tres jóvenes jugaban tres números, dos de ellos comprados en este establecimiento. / g. h.

"Segundo premio. 51.244. Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad 2017. Vendido aquí". Así reza el cartel que desde ayer cuelga de la pared del Café Bar Torres de Tocón, uno de los establecimientos que se conocen como receptor mixto de Lotería -combinan la venta oficial de lotería con otra actividad comercial-, al que la suerte ha vuelto a hacer un guiño por segundo año consecutivo.

Dicen que la fortuna está en lugares que uno no espera, en cambio hay sitios con los que parece tener una conexión especial. Esto precisamente es lo que parece haber ocurrido en la terminal de lotería ubicada en este bar de la calle Real de Tocón, donde cada 22 de diciembre empieza a ser costumbre ver a su dueño, Antonio Torres, con una camiseta blanca en la que luce que ha vendido el Segundo Premio del sorteo de Navidad.

"El año pasado vendí un décimo del 4.536, número agraciado con el Segundo Premio, el mismo que tocó en Pinos Puente, y este año he vuelto a vender otro del Segundo", comentó el regente lleno de alegría a Granada Hoy. Y es que como bien dijo Torres, "como el pueblo se llama Tocón, pues otra vez tocó". Se trata de un solo décimo que fue sacado por telemáquina, pero al igual que en 2016, los 125.000 euros vuelven a quedarse en el pueblo.

El premio no se hizo mucho de rogar. A las 9:56 horas, en el octavo alambre de la segunda tabla, las dos encargadas de cantar esa tabla, Yanisse Alexandra Soto y Nazaret Blanco, se dirigían hacia los notarios del Teatro Real de Madrid con el número 51.244, correspondiente con el Segundo Premio del sorteo de este año. En ese momento, los teléfonos de Juan Francisco Bautista, Antonio Mellado y Rafael Navas, tres jóvenes de 25 y 27 años y vecinos del municipio, empezaron a sonar: su décimo era uno de los premiados.

"Somos tres amigos de toda la vida. Yo soy técnico de laboratorio, Antonio se dedica a la hostelería en Málaga y Rafa trabaja en el campo", relató a este diario Bautista, que se mostró muy ilusionado por haberse llevado el premio.

"La verdad es que no me lo creía", contaba por su parte Antonio. "El dinero -son 33.000 euros para cada uno- nos viene muy bien. Lo voy a destinar para pagar la letra del piso", mientras que sus amigos lo emplearán para "comprar un coche y tapar agujeros".

Según relató este joven toconero, "jugábamos tres décimos entre los tres. Cada uno se encargó de comprar uno. El mío era de Málaga y ellos los compraron en Tocón. El que nos ha tocado es el de Rafa, que lo echó por la máquina, sin elegirlo".

Como bien les ha ocurrido a estos tres jóvenes de Tocón, "el azar de la máquina" ha sido quien ha decidido que las suerte les sonría esta Navidad. Sin embargo, si hay algo seguro es que el año que viene al menos uno de los tres décimos que jueguen, no lo comprarán en una administración al azar, sino que volverá a ser del Café Bar Torres de Tocón porque dicen por ahí que "no hay dos sin tres".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios