Granada

"No queremos que Podemos sea una pieza de museo"

  • La candidatura de la secretaria general de la formación morada aboga por un partido que sea "dinámico" y que "mire hacia el futuro"

La secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, junto a la parlamentaria granadina Carmen Lizárraga. La secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, junto a la parlamentaria granadina Carmen Lizárraga.

La secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, junto a la parlamentaria granadina Carmen Lizárraga. / CARLOS Gil

Un Podemos dinámico, y más en la actualidad en que todo cambia a velocidad de vértigo, que no se convierta en una pieza de museo que se muera, inmóvil y acumulando polvo encerrado entre vitrinas de exposición para que los visitantes lo admiren. Sino algo vivo, que cambia y mira hacia el futuro. Eso es lo que defienden desde la candidatura a las primarias de la formación morada que encabeza la parlamentaria granadina Carmen Lizárraga y la actual secretaria general en Andalucía, Teresa Rodríguez.

Como en toda campaña hay desavenencias entre las opciones, y Lizárraga explicó que hay "fricciones políticas, las que se muestran en las candidaturas, pero personales no" con el otro parlamentario andaluz de la provincia, Jesús de Manuel, que apoya a la otra aspirante para la Presidencia Isabel Franco, más afín a las tesis de Pablo Iglesias.

Teresa Rodríguez y Carmen Lizárraga han pasado de ser 'rivales' a ir en el mismo barco

Para Granada, entre las propuestas de la formación se encuentra la activación de los cursos del Centro de Formación para el Empleo Provincial, transparencia en el proceso de desfusión hospitalaria, y por encima de todo la reconexión de la provincia por ferrocarril y la llegada ansiada del AVE. Sobre esto último, Lizárraga señaló que el tren debería ser el eje central de las políticas de transporte, ya que es una paradoja que sea más fácil ir a otro continente que ir de una punta a otra de Andalucía.

En la pugna por pelearle a Susana Díaz el poder en Andalucía se ha cuestionado mucho la esencia del partido morado, y alguna candidatura reclamaba volver a los orígenes. A juicio de Rodríguez, "lo de los orígenes es muy relativo", porque a ella le gusta mirar al futuro, en cómo va a contribuir Podemos para acabar un modelo de desarrollo que único que genera precariedad laboral y que hace elegir a la gente entre el empleo y la explotación.

La candidatura de Rodríguez tiene claro lo que hay que cambiar en Andalucía y en Granada y recita de memoria las carencias del actual sistema. Su motivación para concurrir a estas primarias es un Podemos que sea una alternativa a cuarenta años de "susanismo" que no pase por la derecha, que acabe con el clientelismo y profesionalice la administración, donde Partido, Gobierno y Administración sean espacios diferentes con una frontera clara.

Eso sí, en caso de no ganarle las primarias a las otras propuestas que se presentan, Rodríguez estaría dispuesta a echarse a un lado. Aunque pueda ganar las elecciones a candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía por ser más conocida no podría ser la portavoz parlamentaria o la presidenta si el equipo que la acompaña defiende postulados e ideas diferentes a los de ella.

Pero Carmen Lizárraga y Teresa Rodríguez no siempre han ido de la mano en unas primarias, en el pasado fueron rivales. Ahora aúnan esfuerzos porque el adversario es Susana Díaz. Puede haber discrepancias políticas entre ellas, pero hay un ambiente de cooperación en el que trabajan a gusto. Según Rodríguez, la unidad entre compañeros que piensan lo mismo es muy fácil pero es mucho más rica cuando se produce entre aquellos que son diferentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios