Granada

Un 'rebajazo' millonario para el contrato del Metro, origen de la huelga

  • El valor estimado para la explotación del servicio era de 33,5 millones en 6 años, pero se acabó adjudicando a la UTE Avanza por 17,5 para 45 meses

Comentarios 5

El valor estimado del contrato para la explotación del Metro era de 33,5 millones de euros para 72 meses y se acabó adjudicando por 17,5 para un plazo de 45 meses. Esta ajuste de 16 millones está en el origen de la huelga de los trabajadores que comenzó el pasado lunes y que hoy continuará con pares parciales hasta el 21 de septiembre, cuando está prevista una huelga general.

Avanza, la empresa adjudicataria, se mueve en unos estrechos márgenes para atender las reclamaciones de los trabajadores, que piden entre otras cuestiones la equiparación salarial con los empleados del Metro de Sevilla de Málaga, por lo que ya ha anunciado que, hasta que no se desconvoquen las movilizaciones, no se sentará a negociar un convenio con el comité de empresa.

Se trata de un caso parecido al de las obras del tramo de Loja de la línea de alta velocidad a Granada-Antequera, cuando la adjudicataria recibió el proyecto con una bajada enorme y, al no poder hacer luego la obra por ese precio, la paró retrasando durante meses los trabajos y provocando, entre otros factores, que Granada sigue sin AVE en septiembre de 2018.

El 31 de marzo de 2016 la Agencia de Obra Pública publicó el concurso público para adjudicar la explotación del Metro de Granada. El contrato tenía un valor estimado de 33,5 millones de euros para 72 meses, aunque el presupuesto base de licitación se fijó en 20,2 millones para un plazo de 45 meses, lo que restringía la capacidad de la empresa para amortizar la inversión.

Ambas cantidades llevaban ya el IVA incluido por lo que la base era aun menor, por lo que la licitación se hizo ajustando al máximo el importe que la Junta de Andalucía estimaba que costaría la operación. En octubre de 2016 se dio una vuelta de tuerca más al presupuesto con la adjudicación del contrato a la UTE integrada por Avanza, Transportes Urbanos de Zaragoza (Tuzsa) y Corporación Española de Transportes, que presentó una oferta por importe de 17,53 millones de euros para un periodo de 45 meses, que podrá ser prorrogable por un máximo de 27 meses adicionales, hasta un total de seis años, lo que supondría unos 11 millones de euros para llegar casi 29, todavía más de 4 millones por debajo de las previsiones iniciales.

La mesa de contratación estimó que era la oferta más ventajosa, una vez ponderadas las propuestas técnicas y económicas, ya que suponía una fuerte bajada de precio sobre la ya baja cifra real de licitación ya que el contrata incluía todo menos el mantenimiento y vigilancia, lo que llegó al grupo Alsa, que también concurrió, a interponer un recurso contra la adjudicación del contrato de operación del Metro de Granada, que finalmente no tuvo mayor recorrido.

Esta rebaja  supone, en primer término, que Avanza tiene un estrecho margen para cuadrar sus números y sentarse a negociar con los trabajadores del Metro, que entre otras cuestiones exigen la equiparación salarial con los empleados del Metro de Sevilla y Málaga.

El coste anual del contrato de operación asciende a unos 4,88 millones de euros anuales aunque, en caso de prorrogarse otros 27 meses, llegaría hasta los 5,02 millones por año. Tras la adjudicación, Avanza se encargó del proceso de selección, formación y contratación del personal, así como la coordinación con las actividades de mantenimiento y en todo el proceso previo a la puesta en marcha el pasado 21 de septiembre. Avanza también tuvo que definir el plan de explotación y supervisar la calidad y seguridad de todos los procedimientos y reglamentos de circulación y de viajeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios