ajustes en el mapa de titulaciones

Los rectores andaluces plantean revisar trece títulos de la Universidad de Granada

  • El informe remitido a la Junta advierte de la anomalía entre la oferta de plazas y la demanda de varios grados y másteres

  • El texto se plantea como “reflexión” sobre el mapa andaluz

Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada. Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada.

Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada. / Carlos Gil

El informe elaborado por los rectores andaluces sobre el mapa de titulaciones señala la necesidad de estudiar la situación de trece titulaciones tanto de grado como de máster que se imparten en la Universidad de Granada (UGR). En toda la comunidad, el mismo documento apunta que sería pertinente intervenir en 236 títulos. Estos presentarían desequilibrios entre la oferta de plazas y la demanda por parte de los estudiantes o plantean dudas sobre la viabilidad de estos estudios.

El texto cobra especial importancia en este curso, cuando la Consejería de Economía, Conocimiento y Universidades de la Junta plantea abordar un mapa de titulaciones. El consejero del ramo, Rogelio Velasco, ya apuntó el pasado año la posibilidad de plantear la supresión o unificación de títulos universitarios en función de la demanda, entre otros factores. Esta medida ya había sido adelantada por la anterior consejera, Lina Gálvez, Tras el anuncio de Velasco, desde la Universidad de Granada su rectora,Pilar Aranda, indicó en varias ocasiones que la institución académica granadina “no tiene nada que temer”. En los últimos años la UGR ha planteado el encaje de los títulos de grado a las demandas tanto del entorno laboral como de los estudiantes y se ha abordado la creación de títulos conjuntos, entre otras medidas.

La AUPA defiende que son las universidades las que deben encauzar esta tarea

El documento de la sectorial académica de la Asociación de Universidades Públicas de Andalucía (AUPA) plantea que “corresponde a las universidades, y no a las instancias políticas, liderar la reflexión que conduzca a plantear la dirección que quiere tomar el sistema público universitario andaluz en su conjunto”. El documento realizado por los rectores plantea que analizar la situación actual del Sistema Universitario Público Andaluz (SUPA) y presenta como conclusiones generales que los datos que se ofrecen son “un primer avance” en la “reflexión” y “para oriental en la toma de decisiones sobre el propio catálogo” de titulaciones. Así, subraya que para que esto sea efectivo se han planteado un número de indicadores “limitado” y “objetivos”.

Una primera conclusión tras abordar los indicadores estudiados, según los rectores, es que en los grados “la demanda en nuestros títulos es superior a la oferta”. Así, en el sistema andaluz “la oferta es inferior a lo que la sociedad demanda”. En este punto destaca la Universidad de Granada. Su grado en Medicina es uno de los más demandados a nivel andaluz, con más de 6.000 solicitudes cada año para apenas 257 matrículas. Esta situación no se da en la rama de las Ingenierías y Arquitectura, reconoce el documento andaluz.

En cuanto a los másteres, desde AUPA se señala que “en términos globales puede comprobarse” que la oferta de estos títulos es un 30% superior al de grados, un dato que se considera “equilibrado”. “En el ámbito de los másteres la demanda es superior a la oferta, si bien el grado de matriculación es del 80%”. La variación entre la oferta y demanda “presenta sus cotas más bajas en las Ingenierías y Arquitectura y en las Ciencias”, apostilla el texto.

Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática y Telecomunicación. Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática y Telecomunicación.

Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática y Telecomunicación. / Álex Cámara

En el terreno relacionado con la Universidad de Granada, se entiende que es necesario revisar cinco títulos de grado. Estos son Filología Clásica, Geografía y Gestión del Territorio, Información y Documentación, Edificación e Ingeniería Civil. En cuanto a los másteres que se propone analizar están Lógica y Filosofía de la Ciencia, Filosofía Contemporánea, Historia de Europa y América, Matemáticas y Fisymat, Ciencias y Tecnologías Químicas, Física Nuclear, Biotecnología Avanzada e Ingeniería de las Comunicaciones.

Para cada una de las titulaciones se percibe una necesidad que hace que figure en el listado elaborado por la AUPA. Así, en el caso de Filología Clásica se señala que “la demanda no cumple los mínimos”. En la última memoria académica –referida al curso 2018/2019– se indica que hay 27 alumnos matriculados en primero, curso para el que se ofertaron 50 plazas.

La variación entre oferta y demanda afecta a Ingenierías y Arquitectura

En Geografía y Gestión del Territorio –donde hubo 20 matrículas y se ofertaron 60 puestos en primer curso–, se observa el mismo problema, el “indicador anómalo de demanda”. El documento apostilla que “es cierto que se han desarrollado medidas de subsanación, como ofertar un itinerario con Historia”, para hacer más atractivo el grado. También se observa un desfase la demanda en Edificación. Este grado cuenta con una oferta de plazas de 145 en primero. Contó el pasado curso con 77 estudiantes.

En Ingeniería Civil –que ofertó 180 puestos en primero y tuvo 139 alumnos matriculados el pasado curso– se plantea una reflexión a cuenta de la bajada progresiva de la demanda. Entre las causas se baraja el aumento “que ha habido de grados que habilitan para la profesión regulada de Ingeniero Técnico de Obras Públicas. En este caso la oferta de este título en muchos centros universitarios ha generado que, lógicamente, la demanda también se ha redistribuido, lo que unido a descenso de la oferta, como consecuencia de una década de crisis económica, especialmente sensible en todo lo que tiene que ver con la construcción y la obra pública, hace que sea necesario plantear si esta polarización ha sido una buena estrategia o si, por el contrario, una mayor concentración espacial de este título podría ayudar a orientar las tasas que hasta ahora se están alcanzando”.

En Información y Documentación –grado que “únicamente se imparte en UGR”– se apunta al indicador anómalo de demanda. “En este caso se ha solicitado una modificación del título para mejorar indicadores relacionados con la demanda y la matrícula”. Ofertó 100 plazas y sumó 27 matrículas en primero, según los datos de la última memoria académica.

Cabe destacar que en la Universidad de Granada se imparten 76 grados más ocho dobles grados este curso. De los analizados en el informe, sólo cinco presentaron alguna tendencia negativa.

También se analizan los títulos impartidos en centros adscritos en Andalucía. En el caso de la Universidad de Granada, cuenta con La Inmaculada, donde se imparten grados de Educación. El informe establece que se sitúa por debajo del umbral establecido de demanda en el grado de Educación Infantil.

También se perfila la situación de los campus de Ceuta y Melilla, dependientes de la UGR. En el primero hay una tasa de demanda anómala en los grados de Educación Social, Primaria e Informática. En cuanto a la Ciudad Autónoma de Melilla, misma situación en ADE y Educación Social. Además, se apunta a los valores anómalos en cuanto a matrícula, viabilidad y demanda de Relaciones Laborales y Recursos Humanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios