dolores cañavate. alcaldesa de armilla

"Las relaciones personales y el pasado los aparco fuera de mi despacho"

  • Esta semana tomó el bastón de mando y anuncia una segunda modernización del centro de la localidad

La nueva alcaldesa de Armilla, Dolores Cañavate. La nueva alcaldesa de Armilla, Dolores Cañavate.

La nueva alcaldesa de Armilla, Dolores Cañavate. / carlos gil

-¿El cambio en la Alcaldía de Armilla estaba en el guión?

-Gerardo Sánchez [exalcalde] siempre ha tenido claro que los tiempos en política son finitos y hay que tener claro cuándo se entra y cuándo se sale. Yo he participado en el proceso de primarias de mi partido después de que Gerardo manifestase que no iba a presentarse a la reelección. Fui elegida candidata por unanimidad y el propio Gerardo planteó que era el momento de la renovación y así lo hemos organizado.

-Gerardo Sánchez y usted misma hablan de la necesidad de abrir un nuevo tiempo, aunque su propio apellido también es una parte significativa de la historia del partido en Armilla. ¿Cómo se plasma este renovación?

-La oposición siempre me recuerda mi apellido, pero yo llevo ya tiempo en política y si se ve mi historial de cargos de responsabilidad siempre he estado unida a una misma persona: Gerardo Sánchez. Fui jefa de gabinete en la Delegación Provincial de Medio Ambiente y con él también he sido primera teniente de alcalde, entre otros cargos. Yo no me arrepiento de mis apellidos, al contrario, pertenezco a una familia humilde de trabajadores de Armilla, pero he tenido un familiar, mi tío Gabriel [exconcejal de Urbanismo], que se dedicó a la política antes que yo y que ahora no tiene vinculación ninguna. Simplemente asistió al pleno de toma de posesión, al igual que hicieron el resto de hermanos de mi padre. Cuando se le exoneró del caso Nevada pidió la readmisión en el partido, pero no depende de la agrupación local de Armilla. No tenía la intención de volver a la política activa, ha sido militante socialista y quería volver a serlo. Lo hizo en un momento determinado y no ha vuelto a pedirlo.

"La oposición siempre me recuerda mi apellido, pero mi carrera política está ligada a Gerardo Sánchez"

-Armilla tomó parte por Noel López en las primarias del PSOE provincial y, en la toma de posesión, el secretario general, José Entrena, se mostró muy cariñoso con usted. ¿Existen mejores relaciones ahora que con las anteriores direcciones?

-La primera persona a la que le comunicamos esta estrategia de sucesión fue a Pepe Entrena. Aquí no concebimos la deslealtad dentro de nuestro grupo político y Pepe Entrena nos dio su apoyo desde el primer momento. Quiero agradecer a nuestro secretario general su cariño y las muestras de apoyo. Pero no solo a él, hubo un despliegue de la Ejecutiva al más alto nivel para estar en ese momento en Armilla. Mi partido siempre ha sido profundamente democrático y siempre ha habido distintas opciones, estamos acostumbrados a las primarias, no como el PP que se enfrenta ahora por primera vez a este proceso. Para nosotros es algo común, se elige un líder y se cierran filas en torno a él. Nuestro secretario general es Pepe Entrena y siempre tendrá detrás de él a la alcaldesa de Armilla para lo que decida.

-Hizo en su toma de posesión un llamamiento a la oposición para entablar cauces de diálogo. ¿Se pueden tender puentes con Antonio Ayllón, presidente del PP de Armilla, con todo el bagaje acumulado los últimos años?

-Siempre que se busquen opciones para el beneficio de Armilla se pueden tender puentes de diálogo, con Antonio Ayllón y con quien sea. Las relaciones personales o el pasado los dejo fuera del despacho, cuyas puertas están abiertas a todo lo que sea para el bien de Armilla.

-Mencionó en su discurso, ente otros proyectos, tres grandes parques y la reforma integral del teatro. ¿Estarán antes de las elecciones?

-La intención es que estén listos antes de que acabe el mandato, tantos los tres nuevos parques como la reforma del teatro, así como una pista de skate para los jóvenes y proyectos de rehabilitación urbana. Queremos llevar a cabo una segunda modernización de la parte mas antigua y más degradada de nuestra ciudad y que suponga un salto de calidad. El gran proyecto socialista de los últimos años ya es una realidad con el hospital del PTS, el Metro circulando y superando las mejores expectativas y el centro comercial Nevada abierto, que después de tantos dolores de cabeza es un motor económico de Armilla. Necesitamos una residencia municipal de mayores porque queremos que no tengan que irse fuera. Quedan proyectos generadores de empleo, un Plan Parcial que desarrollar, el nuevo PGOU que puede suponer la llegada de más empresas y la generación de más empleos, hay que seguir mejorando las conexiones con Granada... Queda mucho trabajo.

"Armilla está viviendo una segunda burbuja inmobiliaria porque la gente quiere vivir aquí"

-El Supremo condenó a la Junta a pagar 165 millones de euros al promotor del Nevada, Tomás Olivo, lo que de paso también acaba por reforzar la gestión del Ayuntamiento de Armilla en aquel momento. ¿En qué posición se sitúa usted en este conflicto?

-El Ayuntamiento nunca ha sido parte de este proceso y la sentencia dice que la licencia estaba bien concedida y que las obras no deberían haberse paralizado. Como andaluza me duele tener que pagar este dinero, pero las sentencias están para cumplirlas, nos gusten más o menos. Debemos cumplir esa sentencia o recurrir al Supremo. No queda otra.

-¿El Nevada ha aniquilado el comercio tradicional?

-El comercio tradicional de Armilla se complementa con el Nevada, donde tenemos las tiendas que antes estaban en el centro de Granada. Los armilleros estamos acostumbrados a irnos al centro a comprar y por eso no tenemos un tejido comercial tan fuerte como otros municipios más alejados de la capital. Pero se están complementando bien.

-Está viviendo Armilla una segunda burbuja inmobilaria? ¿Qué medidas correctoras se pueden aplicar?

-Armilla está viviendo una especie de burbuja, los precios se han revalorizado porque la gente quiere vivir en Armilla y hay gente de aquí que se ha tenido que ir a vivir a otros pueblos porque no pueden acceder a una casa. No tenemos competencias, pero queremos impulsar la reforma de las casas más antiguas y ampliar la oferta de viviendas.

-¿Que sea la primera mujer alcaldesa de Armilla es un accidente o es una estrategia después del 8-M?

-Mi partido ha sido consciente de que después del 8 de marzo había que escuchar a las mujeres porque todavía no existe la igualdad real y eso se visibiliza más en los puestos de dirección o en los altos cargos políticos. Armilla es un municipio progresista, pero nunca había tenido una alcaldesa, y es algo que ha hecho mucha ilusión a los vecinos.

-¿Cuáles son sus planes respecto a Fermasa?

-Ha vivido una situación de crisis que está remontando y queremos hacer un plan de inversiones. No renunciamos al proyecto de remodelación integral de la institución, negociando con instituciones y abriéndonos a inversores privados, ¿por qué no? Este verano planteamos un pequeño plan de inversiones, cumplimos 40 años y queremos modificar techos, suelos y revestimientos en el pabellón 1, iluminación en el pabellón 2 y el asfaltado exterior. Vamos a cambiar la imagen corporativa con motivo de estos 40 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios