GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Granada

Un remanso de paz en Monachil

Lo ideal es venir al Puntarrón con calzado cómodo. Está rodeado de una naturaleza tan exuberante que, antes o después de comer, apetecerá dar un paseo por este precioso rincón cercano a los Cahorros. El Puntarrón es mítico desde hace más de 30 años entre los escaladores, por ser punto de encuentro y sitio donde reponer fuerzas con comida hecha a base de productos del huerto y de la zona. Los amantes de la naturaleza lo disfrutarán muy especialmente, pero en general, cualquiera que tenga sensibilidad. Suena Ella Fitzgerald con su Every time we say goodbye, compases que se mezclan con el rumor del río y el mecerse de los árboles. Carnes a la brasa, tomate aliñado, verduras a la plancha, son algunas de las especialidades de este lugar íntimo y especial. Tiene dos comedores interiores, uno con chimenea y el otro con estufa de leña, ambos con una decoración entrañable. En invierno están tan solicitados que es necesario reservar.

Ahora, con la primavera en plena ebullición, el verano a las puertas y el río que viene cargado de agua por el deshielo de la Sierra, apetece disfrutar de la terraza, situada bajo la frondosa parra. Empezar con una cerveza Alhambra es una buena idea. Viene acompañada de una tapa consistente, como carne en salsa, hecha con especias. El tomate aliñado está fresco y bien condimentado. Un buen entrante también son los champiñones rellenos. Se puede continuar con una carne a la brasa -chuletas de cordero, por ejemplo- o unas verduras a la plancha. El rabo de toro es una de las especialidades. También el plato alpujarreño. La actual encargada del Puntarrón es Sole, antes lo fue Carmela. Sole ha continuado el espíritu con el que Carmela comenzó el negocio. "Antes no había nada aquí, una casa donde se ponía un café, un vino Espadafor o un anís, luego Carmela empezó a servir algo de comida y yo he ampliado la carta con las recetas que me han enseñado a hacer las personas mayores de la zona", explica.

Las calabazas son todo un símbolo del Puntarrón. De hecho, la tarta de calabaza es la estrella de los postres. También están ricas las natillas o el arroz con leche, todo casero. El licor de membrillo, de receta secreta, es perfecto para poner fin a una comida. La programación musical es muy agradable. Son las Noches Mágicas en el Puntarrón. Hoy sábado sobre 21.30 horas, actuará Martín Rago, conocido cantautor y guitarrista argentino afincado en Granada. El próximo viernes, 29 de mayo, lo hará Anti-héroe (rock granadino), el sábado 30, Vereda de en medio (flamenco). Sinkin dúo versionará a grandes como Ella Fitzgerald o Louis Amstrong el próximo viernes, 5 de junio y así hasta completar el verano. Más datos en el teléfono 958 30 18 71 o en www.puntarron.es. El Puntarrón está a unos veinte minutos de Granada, en el camino de los Cahorros, antes de la era, en Monachil. Es un remanso de paz y un lugar inolvidable por donde pasa mucha gente conocida. ¿Un ejemplo? El Nobel de la Paz, Kofi Annan, en su última visita a Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios