Sucesos

Una restauración ecológica y participativa en San Miguel tras el incendio, la apuesta de investigadores de la UGR

  • Las llamas calcinaron 172 hectáreas en este entorno cercano al Sacromonte

Dos senderistas contemplan el incendio en el cerro de San Miguel de Granada

Dos senderistas contemplan el incendio en el cerro de San Miguel de Granada / ANTONIO L. JUÁREZ / PHOTOGRAPHERSSPORTS (Granada)

Profesores e investigadores de Ecología de la Universidad de Granada han apostado por una restauración ecológica y participativa del monte de San Miguel en Granada, tras el grave incendio originado hace justo una semana y que ha calcinado unas 172 hectáreas de un entorno único cercano al Sacromonte. A través de un escrito remitido a Efe Jorge Casto, Alexandro Leverkus y Fernando Morales-Rueda han reconocido en primer lugar la "respuesta inmediata" y "ejemplar" de la ciudadanía tras el desafortunado incendio.

"Desde el primer momento se han comenzado a organizar grupos de amigos, vecinos o asociaciones para tratar de ayudar a la restauración de este entorno tan singular. Las administraciones también están mostrando un apoyo incondicional, y se están esbozando a toda velocidad planes para reforestar la zona", han destacado.

Según estos profesores e investigadores, todo esto tiene el indiscutible potencial de dinamizar las labores de restauración y de recuperación de un entorno patrimonial con el que la ciudadanía mantiene un "enorme vínculo emocional".

Sin embargo, han advertido de que es común que las labores de gestión y manejo tras un incendio que se aplican de forma rutinaria puedan generar más perjuicios que beneficios si no se considera el conjunto de factores que intervienen en la regeneración del ecosistema.

Por ello, han hecho un llamamiento a la necesidad de promover un "diálogo sosegado y amplio" entre todas las personas implicadas en la recuperación del entorno de San Miguel Alto y Sacromonte sobre las medidas de gestión que deben tomarse y las que no en un proyecto de regeneración ecológica de la zona incendiada y que fomente la participación y cohesión del conjunto de la sociedad. Como ejemplo, se han referido a que ya se haya planteado la "necesidad" de eliminar los troncos quemados, una actividad que consideran "desafortunadamente común" en la gestión post-incendio en España.

"Las labores de corte del arbolado y extracción de la madera suponen con frecuencia un daño adicional al suelo y al conjunto del ecosistema que se está regenerando, pues aumentan la erosión, aplastan a muchas de las plantas y rebrotes que hayan aparecido hasta ese momento e incrementan las emisiones de carbono", han indicado.

Por el contrario, la madera quemada que queda tras el incendio proporciona una ligera sombra que ayuda a la supervivencia y crecimiento de las plantas, reduce la erosión, aporta nutrientes durante su descomposición, protege a las plantas de los herbívoros y es el sustrato en el que vive una ingente comunidad de aves, reptiles, hongos e insectos que darán esplendor y belleza al ecosistema al cabo de unos años. También se está difundiendo igualmente la idea de la necesidad de plantar árboles lo antes posible, lo que puede ser "otro error". 

"Plantar será necesario, pero primero hay que ver cuál es el potencial de regeneración natural en cada zona del terreno afectado", han añadido. En definitiva, han defendido un plan de restauración de precisión del conjunto del ecosistema, mucho más eficiente y económico y que además permita la implicación de toda la ciudadanía.

El Infoca dio por extinguido este jueves el incendio originado el pasado domingo en el Cerro de San Miguel, cuya área quemada la Junta de Andalucía -según anunció la consejera de Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo- quiere declarar zona afectada por emergencia de protección civil.

Por su presunta implicación en el incendio fue arrestada una joven pareja, de 23 y 19 años, que habrían provocado el fuego de manera negligente con una barbacoa, y que posteriormente quedaron en libertad provisional con la obligación de comparecer de manera periódica en sede judicial como investigados por un delito de incendio en esta fase inicial del proceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios