Granada

Tres retos: un programa, la búsqueda y el Nobel

  • El Centro y el Patronato que llevan el nombre del poeta de Fuente Vaqueros, a la espera de sus nuevos gerentes

El exjuez Baltasar Garzón y la periodista Pilar del Río apadrinan la iniciativa para que se conceda el Nobel a Lorca a título postumo. El exjuez Baltasar Garzón y la periodista Pilar del Río apadrinan la iniciativa para que se conceda el Nobel a Lorca a título postumo.

El exjuez Baltasar Garzón y la periodista Pilar del Río apadrinan la iniciativa para que se conceda el Nobel a Lorca a título postumo. / archivo

En esta nueva etapa que empieza con el legado en casa, Granada ya puede pasar a la siguiente fase y empezar a pensar en los siguientes retos que le aguardan para que el encuentro entre la ciudad y la figura de Lorca sea total. Por lo pronto, el objetivo es más inminente es el de que los cerca de 5.000 documentos lorquianos tengan una presentación en sociedad -¿quién sabe si una fiesta inaugural?- y, sobre todo, tengan una prolongación en el tiempo a través de una serie de propuestas como exposiciones permanentes o temporales, congresos especializados y horarios de visitas, entre otras cuestiones. Estos cambios tendrán que venir de la mano del nuevo gerente del Centro Lorca, cuya designación se tendrá que hacer en un plazo de dos semanas tras haberse ido dilatando en el tiempo mientras llegaba el imponente fondo bibliográfico.

La persona que coja las riendas del edificio de la Romanilla la nombrará el Consejo Rector siguiendo el código de buenas prácticas habitual en museos, centros de artes y archivos. Asimismo, el nuevo director del Centro Lorca tendrá que gestionar en los próximos meses las contrataciones que requiere el nuevo estatus del edificio. En concreto, tendrá que conformar un nuevo equipo de trabajadores con un coordinador de programación, dos bibliotecarios, un conservador, un auxiliar de sala, tres o cuatro personas de mantenimiento -dependiendo de si se hace una contratación externa-, un ordenanza y una oficina de administración que cuente con al menos tres o cuatro empleados.

En cuanto a la programación del centro que lleva el nombre del autor de Poeta en Nueva York, el presupuesto para actos culturales en lo que queda de año será de 500.000 euros como ya adelantó este periódico. Un dinero con el que se tendrá que cerrar un calendario de eventos en el que Lorca será el eje principal, principalmente a través de la nueva adquisición del legado que dará pie a actividades como la que se celebró a principios de esta semana con el simposio internacional de expertos que reflexionaron sobre la trascendencia de los archivos que ayer llegaron a la cámara acorazada en forma de cubo. Una jornada en la que se debatió sobre la manera de trasladar al público general la importancia del legado y revertirlo en un aumento de visitas y un activo cultural y turístico de primer nivel. Lo que, sin duda, es un reto mayúsculo.

Aunque los desafíos pendientes de Granada respecto a la figura de Lorca no pasan todos por la plaza de la Romanilla. Sin ir más lejos, el Patronato Cultural Federico García Lorca, el organismo dependiente de la Diputación que gestiona el funcionamiento de la casa natal del poeta, tendrá que elegir a alguien para la dirección tras pasar Inmaculada López Calahorro a la Subdelegación del Gobierno sin ni siquiera haber completado dos meses al frente de esta institución.

En el aire también está la última propuesta para buscar los restos del poeta bajo la fuente que hay en el parque lleva su nombre en Alfacar. Esta campaña promovida por el experto en georradar Luis Avial y el periodista Víctor Fernández contaría con la ayuda de Ian Gibson como asesor histórico además de un equipo de expertos internacionales. La Junta ya ha mostrado su predisposición a embarcarse en este proyecto "desde el rigor".

Por otra parte, en las últimas semanas se ha puesto en marcha un movimiento para que la Academia Sueca le dé el Nobel a Lorca a título póstumo. Este movimiento que ha sido auspiciado por numerosas personalidades del mundo de la cultura y la política nacional ha sido refrendado por la Diputación de Granada tras una moción presentada por el grupo provincial de Izquierda Unida. En todo caso, esta iniciativa combina simbolismo con carga política al estar llevándola al debate particular las agrupaciones de IU por diferentes puntos de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios