Granada

El rey Juan Carlos posee una finca de cuatro hectáreas en Sierra Nevada (Granada)

  • Compró los terrenos en 1972 siendo Príncipe de España, según adelanta Vanitatis

Don Juan Carlos y Doña Sofía, en los Mundiales de Esquí de 1996 en Sierra Nevada. Don Juan Carlos y Doña Sofía, en los Mundiales de Esquí de 1996 en Sierra Nevada.

Don Juan Carlos y Doña Sofía, en los Mundiales de Esquí de 1996 en Sierra Nevada.

El rey Juan Carlos I, que se encuentra residiendo en Emiratos Árabes tras abandonar España ante la repercusión pública de "ciertos acontecimientos pasados" de su "vida privada", ha estado estos meses en el ojo del huracán por la procedencia de su fortuna privada. El abogado de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, ex amiga del Rey Juan Carlos, aseguró que la empresaria recibió una donación de 65 millones de euros del monarca en el año 2012 como “regalo” para ella y su hijo por el “cariño” que les tenía, lo que ha dado pie a una cascada de informaciones sobre sus propiedades. Y una de ellas está en Granada, concretamente en Sierra Nevada, aunque su adquisición no tiene nada de opaco y la propiedad figura en el registro.

Más allá de los terrenos en Marrakech que presuntamente le regaló el rey de Marruecos, el rey emérito posee desde 1972 una finca rústica de cuatro hectáreas en Monachil. La compró a Cetursa, que todavía no era una empresa pública, por 40.000 pesetas de la época de entonces siendo todavía príncipe de España y está situada junto al Centro de Alto Rendimiento Deportivo (CAR) de Sierra Nevada, según ha desvelado Vanitatis.

La parcela no es urbanizable actualmente al estar dentro de los límites del parque natural y, aunque su propiedad no pasa en la actualidad de anécdota, sí refleja la larga vinculación que el monarca ha tenido con la estación de esquí desde hace cinco décadas.

Las visitas del rey emérito a Sierra Nevada para practicar el esquí, su deporte favorito, han sido constantes y durante los ochenta y noventa se convirtió en un destino habitual del monarca y, después, también del rey Felipe VI, que en numerosas ocasiones se ha dejado ver por la estación de esquí en una ciudad en la que pasó además una larga temporada en la base aérea de Armilla en su etapa de formación en el Ejército. De hecho, Juan Carlos I ha sido fundamental para que el álbum de fotos de la ciudad cuenta con instantáneas como la visita a Granada del presidente de los EEUU Bill Clinton en 1997, además de ser uno de los grandes impulsores en la sombra del Mundial de Esquí de 1996.

De esta manera, el Juan Carlos I es propietario, según la exclusiva de Vanitatis, de una extensa finca en la que, de todas maneras, no podrá construirse un retiro dorado si vuelve a España ya que no se puede urbanizar el terreno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios