Granada

Investigan a una empleada del hogar por robar 3.000 euros en joyas

  • La Guardia Civil sólo ha recuperado una de las alhajas porque el resto fueron fundidas

La acusado pudo vender las joyas en Armilla. La acusado pudo vender las joyas en Armilla.

La acusado pudo vender las joyas en Armilla. / R. G.

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de investigada a una mujer de 44 años, vecina de Ogíjares, como presunta autora de un delito de hurto de joyas valoradas en más de 3.000 euros en la vivienda donde trabajaba como empleada de hogar.

Los agentes han conseguido averiguar que esta mujer era la responsable de los hurtos de las joyas al identificarla en un establecimiento de compraventa de oro de Granada como la persona que las había vendido.

Los agentes, solo han podido recuperar una esclava de oro valorada en 500 euros

Los agentes solo han podido recuperar la última pieza sustraída, una esclava de oro valorada en 500 euros, porque el resto ya habían sido fundidas por el propietario del establecimiento una vez transcurrido el plazo legal establecido.

El propietario de las joyas denunció el robo el pasado mes de septiembre y en su denuncia declaró que no habían forzado nada en su casa ni tampoco había nada revuelto, y que la única persona que tenía llave de la vivienda era la mujer que le hace las tareas domésticas.

Los agentes del Área de Investigación de Armilla recorrieron los establecimientos de compraventa de oro de Amilla y Granada y fue en uno de la capital granadina donde la Guardia Civil localizó las joyas e identificó a la sospechosa del hurto, ya que en estos establecimientos es obligatorio llevar un libro de registro donde se quedan anotadas todas las joyas que compran y los datos de las personas que las venden.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios