Benjamín Vargas | Decano de Comunicación y Documentación

“Los que salen de aquí tienen mejor formación que los de cualquier otro sitio”

  • Infraestructuras, plantilla docente, nuevas titulaciones o el desdoble del grupo de Comunicación son algunos de los retos que afronta el centro, puntero en los rankings de investigación dentro del área de Documentación

Benjamín Vargas, decano de Comunicación y Documentación. Benjamín Vargas, decano de Comunicación y Documentación.

Benjamín Vargas, decano de Comunicación y Documentación. / Cristina Lidón

Recién llegado al puesto de decano, Benjamín Vargas puede presumir de haber salido de la cantera de la Universidad de Granada. Ahora dirige el centro en el que precisamente estudió y en el que ha desarrollado prácticamente toda su carrera como docente e investigador. La posibilidad del desdoble del grupo de Comunicación Audiovisual, nuevos títulos e infraestructuras son algunos de los retos que ahora afronta. Le acompaña un equipo que define como “bastante bueno” que ha dado el paso hacia la gestión, pese a que ello pueda afectar a la carrera investigadora. “La Facultad había que levantarla”, asegura.

–¿Qué retos se ha marcado?

–Muchos. El primero es dar a conocer la Facultad a nivel de campus, de Universidad, de ciudad, a nivel andaluz y a nivel de España. Se sigue pensando que los documentalistas somos los que damos los libros. Hay que abrirse. Luego tenemos otros retos, como conseguir el segundo grupo en Comunicación, que llevamos peleándolo mucho tiempo. Hay mucha gente que se queda fuera y sería interesante tener un segundo grupo.Es posible que esto sature el mercado, pero la gente tiene esa demanda.

–¿Y de salidas profesionales?

–Entre el 55% y 75% de los que consiguen titular consiguen trabajo en el primer año. Es verdad que no trabajan tanto en Granada o Andalucía. En Documentación, prácticamente cualquier archivero, bibliotecario o documentalista que esté trabajando salió de aquí. Los que salen de aquí tienen mejor formación que los de cualquier otro sitio.

–¿Tienen previsto pedir nuevas titulaciones?

–En Documentación hemos pensado en hacer una reforma del plan de estudio en un periodo máximo de dos años. Somos carreras tecnológicas y esto cambia día a día. Sí se está valorando hacer dobles grados. Por ejemplo, tenemos un medio acuerdo con Económicas y Empresariales para hacer un doble grado que sería de Comunicación y Marketing. otros van a tardar un poco más.

–¿Y en el posgrado?

–Tenemos el máster en Nuevos Medios y Periodismo Multimedia, que tienen una aceptación bestial. En Documentación está el de Comunicación Científica, donde por primera vez se nos ha llenado este año. Tenemos en el tintero hacer un máster profesionalizante en Documentación para capacitar a los que trabajan en las bibliotecas públicas de pueblo. Tenemos que hablarlo con la Consejería de Conocimiento. Uno de los problemas que tenemos es que cuando sale una plaza para un centro de documentación, un archivo o una biblioteca no piden la titulación de Documentación.

–Otro de los retos en este centro es el de las infraestructuras...

–Nosotros en Comunicación cuando se montó la sala Avid, en 2007, fue la primera en Andalucía. Se nos ha quedado obsoleta. Nuestro vicedecano de Infraestructuras, Fran Reyes, hace auténticas maravillas pero hacen falta 150.000 euros para actualizar ese servicio.Estamos en conversaciones con la gerencia y la rectora [Pilar Aranda].Tenemos cinco laboratorios de informática, dos seminarios, cerca de 220 ordenadores...pero hay un par de laboratorios que tendremos que cambiar en dos años.El plató está bien, pero también deberíamos renovarlo. Tenemos un edificio que es caro de mantener, que es emblemático y debemos seguir manteniendo. Estamos muy a gusto. Cuando Odontología se vaya al PTS montaremos una biblioteca de centro, de campus, abierta.

–Durante la campaña electoral se ha puesto otra vez sobre la mesa la necesidad de desarrollar el Plan Bolonia.

–Tenemos grupos reducidos tanto en Documentación como en Comunicación.El Plan Bolonina no se ha planteado tal y como se pretendía. Habría que darle una vueltecilla.

–En cuanto a plantilla docente, ¿cómo se encuentra esta Facultad?

–Nosotros apostamos por asociados que te permiten que los alumnos tengan ese contacto con la realidad. El problema es que es un esfuerzo por parte del profesional y la tendencia es a funcionarizarse. Como consecuencia se pierde ese contacto con la profesión, con la sociedad. Eso nos ha pasado en Documentación. Uno de los problemas para que no tengamos el segundo grupo es que no podemos tener necesidades docentes en los seis próximos años. Eso es imposible. En cinco años más de la mitad del profesorado del grado en Documentación se jubila.

–Pese a las dificultades, sobre todo Documentación está muy boyante en los ranking...

–Vamos a mejorar. Pero es verdad que vivimos de las rentas.Muchos profesores de esta Facultad son grandes investigadores. Son tan buenos que han creado una escuela y los que podrían venir. Somos los undécimos a nivel mundial y creo que podríamos llegar al top ten de aquí a dos años.

-En investigación, ¿qué objetivos se marca?

-En Comunicación sí hay más por hacer. Es una titulación nueva y con profesores asociados que no tienen tanto tiempo para investigar. Nos pagan por ser profesores, pero nos evalúan por ser investigadores. Encontrar ese equilibrio no es tan fácil. Promocionas por investigación, no por docencia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios