investigación en la UGR

La edad, la búsqueda de sensaciones sexuales, la satisfacción en pareja y el deseo sexual determinan la intensidad del orgasmo, según un estudio de la Universidad de Granada

  • Un estudio del Laboratorio de Sexualidad Humana de la UGR analiza los factores asociados a la experiencia subjetiva del orgasmo en relaciones heterosexuales

En el estudio han participado 1.300 adultos. En el estudio han participado 1.300 adultos.

En el estudio han participado 1.300 adultos. / R. G.

¿Qué factores personales, interpersonales, sociales y culturales se asocian con la experiencia subjetiva del orgasmo y cuáles de ellos son los más relevantes? Este ha sido el objeto de estudio de investigadores del Laboratorio de Sexualidad Humana de la Universidad de Granada (LabSex UGR), centrándose en la valoración psicológica de las sensaciones causadas por el orgasmo, en el que han participado 1.300 adultos.

La edad, la búsqueda de sensaciones sexuales, la satisfacción con la relación de pareja y el deseo sexual son los principales factores que determinan la intensidad del orgasmo, según los resultados de este estudio, publicado en la revista Journal of Sex & Marital Therapy.

Ana Isabel Arcos Romero es una de las investigadoras del estudio, y explica las motivaciones del mismo. “Con respecto al orgasmo, es habitual hablar de sus problemas o de los alteraciones físicas y médicas que lo dificultan, pero nosotros queríamos abarcar su percepción subjetiva. Esto hace referencia a cómo las personas lo perciben, cómo valoran la intimidad del orgasmo con la pareja, o si les produce placer, cómo sienten que cambia el cuerpo a través del orgasmo. Queríamos determinar qué factores son los que más afectan a esta experiencia”, señala en declaraciones recogidas en una nota de prensa remitida por la Universidad.

Los miembros del Laboratorio de Sexualidad Humana de la Universidad de Granada que han realizado este trabajo. Los miembros del Laboratorio de Sexualidad Humana de la Universidad de Granada que han realizado este trabajo.

Los miembros del Laboratorio de Sexualidad Humana de la Universidad de Granada que han realizado este trabajo. / R. G.

En el estudio participaron 1.300 adultos españoles (547 hombres y 753 mujeres) con edades comprendidas entre 18 y 80 años (con una edad media de 35.63) que mantenían una relación de pareja desde hacía al menos seis meses y tenían relaciones sexuales. Todos ellos respondieron un cuestionario sociodemográfico, varios cuestionarios sobre funcionamiento sexual individual y en relaciones de pareja (estables) y una escala de apoyo social.

Respecto a los resultados del trabajo, Arcos Romero explica que la mujer tiene una experiencia psicológica del orgasmo más compleja, es decir, determinada por un mayor número de variables a nivel psicológico. Sin embargo, en este estudio los factores principales resultaron los mismos en ambos sexos: “la edad, la búsqueda de sensaciones sexuales, la satisfacción sexual en las relaciones de pareja y el deseo sexual hacia la pareja”, comenta la investigadora.

De ese modo, el estudio del primer factor indica que, a medida que aumenta la edad, disminuye la intensidad de la experiencia subjetiva del orgasmo. El segundo se refiere a la predisposición personal a participar en nuevas experiencias sexuales. El tercero significa que, mientras más satisfecha esté la persona con su relación de pareja, mayor intensidad orgásmica experimenta con ella. El cuarto factor, el deseo hacia la pareja, va en el mismo sentido.

“Los resultados obtenidos son relevantes para el ámbito de la investigación y para la práctica clínica. Aumentar el conocimiento científico acerca de la experiencia psicológica del orgasmo y de los factores asociados a la misma permite desarrollar modelos teóricos que posibilitan la comprensión de la experiencia orgásmica. Para el área clínica, el análisis de los factores asociados a la experiencia orgásmica podría orientar y conducir las terapias sexuales y de pareja, en tanto que abarca diferentes dimensiones desde niveles próximos (personales) a niveles más distales (interpersonales)”, explica Arcos Romero.

Este estudio forma parte de la Tesis Doctoral de Ana Isabel Arcos Romero, dirigida por el Dr. Juan Carlos Sierra, Catedrático de la Universidad de Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios