Infraestructuras deportivas

La segunda fase del Estadio de la Juventud arranca en julio

  • El presupuesto para estas obras, que se prolongarán hasta el verano de 2022, es de 7,2 millones l La inversión total, incluida la piscina cubierta, superará los 13 millones de euros

Comentarios 2

La segunda fase de la remodelación del emblemático Estadio de la Juventud ya tiene fecha de inicio: el próximo mes de julio. Como muy tarde para principios de mes, aunque puede incluso que los trabajos arranquen a finales de junio, se empezará la construcción de un pabellón cubierto, cuatro salas deportivas, campo de fútbol 5, gimnasio, vestuarios, oficinas, aulas, cafetería y planta subterránea con aparcamiento de 116 plazas que contempla el proyecto.

Así lo ha anunciado a este periódico el delegado de Educación, Deporte e Igualdad, Antonio Castillo. “El proceso de adjudicación está prácticamente finalizado. Ya se ha elegido la empresa adjudicataria y sólo tiene que presentar una documentación adicional que se le ha solicitado para confirmar la solvencia, algo lógico dada la envergadura de la obra”.

“El plazo de ejecución es de 36 meses. Así que para julio de 2022 estará ya funcionando el Estadio”, cuenta Castillo, quien señala que esta próxima semana se iniciará ya una obra previa: el traslado de la torre de telefonía a otra zona de la parcela.

Castillo también adelanta que habrá una tercera fase -aunque aún sin fecha- en la que se construirá una piscina cubierta para la que se necesitará una inversión de 2,6 millones de euros.

Más de cuatro años hubo que esperar desde que finalizó la primera fase de remodelación del Estadio de la Juventud hasta que la Junta de Andalucía sacó a licitación las obras, el pasado 9 de enero, para continuar la reforma de esta instalación deportiva.

La primera fase, ya ejecutada, dotó al Estadio de una pista de atletismo, campo de césped artificial para fútbol 11, fútbol 7 y rugby, 2 pistas de pádel, edificio de vestuarios, 4 salas para actividades dirigidas, reforma del graderío y área administrativa y de gestión. Con un plazo de ejecución de 18 meses, comenzaron en febrero de 2012 y finalizaron en agosto de 2014 y contaron con un presupuesto de 2.961.000 euros a los que hubo que sumar los 308.500 de la demolición del antiguo pabellón en marzo de 2017.

La inversión prevista para esta segunda fase es de 7.299.000, por lo que sería la cuantía más importante de la reforma y podría dejar prácticamente acabado el aspecto del nuevo estadio, solo a falta de la piscina. “El presupuesto total de la reforma superará los 13 millones de euros”, subraya el delegado de deportes, quien recuerda que el tras el contrato de cesión de 20 años al Ayuntamiento de Granada el mantenimiento deficitario de las instalaciones las dejó en un estado de ruina.

El Estadio de la Juventud, un centro deportivo actualmente en uso aunque con las limitaciones lógicas, podrá seguir abierto al público durante toda la ejecución de las obras. Un periodo en el que se pueden generar algunas molestias para los vecinos, a los que el delegado pide “comprensión” dadas las características del ambicioso proyecto de remodelación.

Otra de las grandes novedades que aportará esta intervención, además del aparcamiento subterráneo y la urbanización exterior, será la recuperación de la entrada principal por el Camino de Ronda.

En ese reformado acceso estará una de las innovaciones más importantes, pues la idea es que el Estadio de la Juventud quede como una zona deportiva abierta y permeable, que sea un lugar para el disfrute y el tránsito tanto de usuarios como de cualquier ciudadano.

Por eso se ha previsto en la entrada la construcción de una cafetería y una zona de terraza con pérgola que estará a la altura del Camino de Ronda (muy cerca del puente sobre las vías del tren), de tal modo que quienes visiten esta instalación puedan disfrutar de las vistas de Sierra Nevada hacia el sur.

El edificio principal o pabellón deportivo es la mayor obra que se prevé acometer. Vendría a sustituir a la antigua construcción que se encontraba en desuso antes de ser demolida. Estará dotado de una pista central polideportiva (desde la que habrá vistas a todo el complejo), otra deportiva secundaria, 5 salas más y 7 tipos de vestuarios.

Con todo esto, el recinto estará preparado para hacer fútbol-sala, balonmano, baloncesto, voleibol, gimnasia, fútbol 5, fútbol para invidentes y otras actividades en salas deportivas. Además, una vez ejecutada la piscina en la tercera fase, habrá cabida para las actividades acuáticas.

Destaca sobre todo su posible uso como Centro de Entrenamiento de Gimnasia, por su capacidad para atender las necesidades de seis disciplinas oficiales: artística masculina (suelo, caballo de saltos, caballo con arcos, anillas, barras fijas y barras paralelas), artística femenina, gimnasia rítmica, aeróbica y acrobática, además del trampolín (calle de caballo de saltos).

En la planta sótano se va a construir un aparcamiento con 116 plazas de garaje que, según el proyecto, tendrá un carácter versátil, de manera que podrá ser usado tanto por los asistentes al Estadio como por el público en general.

Aunque los redactores sugieren que el parking podría ser de rotación o para alquiler o venta de plazas, el delegado matiza que en su momento se verá que tipo de acuerdo se estable con el empresa concesionaria: “Está por estudiar pero posiblemente será una fórmula mixta”.

La mayor parte de las instalaciones quedará resuelta en esta fase segunda del proyecto, donde también se incluye la reforma de todo el perímetro del complejo. La idea es que sea un inmueble abierto al espacio urbano y que desde la calle se pueda ver con facilidad el interior y sus actividades. La obra también afectará al acerado exterior de las calles aledañas.

El Estadio de la Juventud es una construcción de 1945, muy vinculado desde siempre a la práctica del atletismo, incluso a nivel de competición. También disponía de una piscina olímpica (50 metros) al aire libre.

Después de muchas décadas de uso, el complejo llegó a estar en unas condiciones de enorme deterioro y desde la década anterior se empezó a anunciar una importante reforma, que podrá verse terminado en los próximos años.

La edificación principal queda concentrada en el área norte del recinto, lo que permite “dejar espacios de reservas para posibles futuras nuevas edificaciones, ya sean también deportivas o de los otros usos compatibles con la normativa urbanística”, tal y como se explica en el proyecto que ha publicado la Junta de Andalucía, dado que según los redactores del mismo, la parcela del Estadio “disfruta de una elevada edificabilidad disponible”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios