Granada

Más de 2.000 personas disfrutan de un inicio ‘histórico’ de la Sierra

  • Cientos de personas se acercan a la estación para disfrutar del arranque de la temporada

Después de una semana de intensas precipitaciones el sol se alió ayer con Sierra Nevada. La estación de esquí arrancó la temporada 2018-2019 bajo un intenso cielo azul y un manto de nieve único. Desde la carretera que conecta Granada con Pradollano ya se podía contemplar la estación en todo su anticipado esplendor.

Este otoño ha nevado y mucho lo que ha permitido adelantar la apertura una semana. Cientos de personas se acercaron hasta Pradollano para tocar la nieve o deslizarse por la misma a lo largo de las blancas pistas que surcan la montaña. También para tomar algo en los numerosos establecimientos que salpican Pradollano.

En la pista El Río se podían ver los cañones de nieve producida funcionando a pleno rendimiento. El agua congelada que expulsaban caía sobre el asentado manto blanco.Según explicó la consejera delegada de Cetursa, María José López, este año la inauguración no ha podido ser mejor.

“Hemos adelantado una semana la apertura y hoy (por ayer) hemos cumplido con nuestra tarjeta de presentación que es tener un gran número de días de sol en la estación, lo cual, sin duda, es una ventaja”, indicó López quien recordó que hay disponibles 47 kilómetros de superficie, 61 pistas y 11 remontes. Aunque en un principio la pista El Río no estaba disponible, finalmente se abrió al público para los forofos de este recorrido que recae en Pradollano.

“Lo más importante de este año es que está abierto todo el desnivel”, añadió López quien aseguró que se trata de un estreno histórico teniendo en cuenta la superficie esquiable.

Mientras en Pradollano decenas de personas disfrutaban del sol, en Borreguiles los profesores de las distintas escuelas ya han comenzado a dar sus primeras clases mientras que los esquiadores más experimentados se deslizaban con destreza montaña abajo. María Guzmán, una joven que ha venido desde Madrid, es una de las primeras que ha hecho su descenso. Según relató la nieve estaba “sueltecita” y cómoda para el esquí. Ella, normalmente, aprovecha los festivos y la Semana Santa para venir a Granada a practicar uno de sus deportes favoritos.

Otro joven, Carlos Consuegra, vivió ayer su primera experiencia con la tabla de snowboard. Según explicó había partido desde Martos (Jaén) a Sierra Nevada con varios compañeros del trabajo para iniciarse. “De momento estamos practicando”, agregó Consuegra a quien le gustó la experiencia y ya tiene intención de repetir.

Muy cerca de este joven se encontraba Gloria García, natural de Cádiz pero residente en Málaga, que había venido a Granada para aprender a esquiar. “Todavía no sé como me irá porque acabo de llegar”, explicó García que iba a acompañada de su profesora, Elena Cardel, que pertenece a la Escuela Andaluza quien reconoció que el inicio de la temporada ha sido “increíble para la época del año en que estamos porque normalmente hay mucha menos nieve”. “Estamos todos muy contentos; habrá que disfrutarlo y espero que mi alumna aprenda y disfrute”.

Un joven se desliza con su tabla de snowboard. Un joven se desliza con su tabla de snowboard.

Un joven se desliza con su tabla de snowboard. / Álex Cámara

Desde el lado de los empresarios y comerciantes la visión sobre la Sierra es bien distinta. Ellos prácticamente viven pendientes de dos cosas: que la climatología acompañe de tal forma que haya nieve de calidad pero sin mal tiempo que provoque el cierre de la estación y que se mantenga abierta durante toda la temporada. El pasado año, según contó, la climatología no acompañó demasiado pese a que había nieve.

Pero además, la huelga de los trabajadores de remontes ha provocado un descenso, según relató, del 10% de las reservas de los hoteles. Maroto considera esencial mantener la confianza de los clientes y eso solo se consigue ofreciendo el servicio sin intermitencia. Por otra parte, le habría gustado que se hubiese abierto antes. “Había condiciones para abrir y han tenido seis meses para desbloquear la huelga”, detalló Maroto que recordó que las mejores semanas son las primeras.“Es cuando la gente tiene más ganas de nieve”.

En total, más de 2.000 personas se acercaron ayer a la estación de las cuales, 1.800 lo hicieron para esquiar y el resto para disfrutar de las instalaciones. Para hoy se esperan precipitaciones lo que podría aumentar aun más la superficie esquiable.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios