Medio Ambiente

Las sobrinas de Lorca y la diseñadora Sybilla amadrinan ovejas madrileñas

  • La iniciativa forma parte de un proyecto medioambiental y educativo que permitirá a un rebaño de 400 ejemplares de una raza en vías de extinción pastar hasta mayo por la Casa de Campo

La ovejas vuelven a pastar por la Casa de Campo en un proyecto medioambiental pionero. La ovejas vuelven a pastar por la Casa de Campo en un proyecto medioambiental pionero.

La ovejas vuelven a pastar por la Casa de Campo en un proyecto medioambiental pionero. / EFE (Madrid)

Desde el pasado fin de semana las ovejas vuelven a pastar por la Casa de Campo. Se trata de un rebaño de 400 ejemplares de una especie ovina en vías de extinción: rubia del molar. Hasta mayo se alimentarán con vistas al Palacio Real estos ejemplares, algunos de los cuales cuentan además desde el martes con varias madrinas de excepción. Nada más y nada menos que Laura y Gloria García-Lorca, sobrinas del poeta; María Sánchez, poeta, escritora y veterinaria; y Sybilla, diseñadora de moda y Premio Nacional de Bellas Artes, han sido las primeras en apadrinar a las ovejas de este especial rebaño madrileño.

No es la primera vez que las sobrinas del poeta participan en una propuesta de intervención cultural transversal. La propia Laura García-Lorca recordaba esta semana la propuesta de Método Móvil, desarrollada en 2015 sobre el legado de Federico García Lorca y su vínculo con la comarca de la Vega de Granada. También fue muy activa la participación de la Fundación Lorca para para salvar este entorno periurbano.

Con los apadrinamientos de esta semana la cooperativa de Los Apisquillos, encargada del cuidado del rebaño, junto con la asociación Campo Adentro, lanzaban la campaña Adopta una oveja de la Casa de Campo

La concejal de Medio Ambiente de Madrid, Inés Sabanés, que también amadrinó un ejemplar, destacaba que se trata de un proyecto con “alto valor” que ya se produce en otras localidades.

Las ovejas llegan a la Casa de Campo procedentes de Puebla de la Sierra, un pueblo de apenas 100 habitantes en el norte de Madrid. Allí se encuentra la cooperativa Los Apisquillos, que ha firmado un contrato con el Ayuntamiento de la capital para gestionar durante dos años los pastos del parque. Estos ganaderos desembolsarán en las arcas municipales casi 6.000 euros por llevar allí a pastar a los ovinos, cuya estancia servirá para limpiar los pastos y prevenir los incendios, además de regenerar el suelo y fomentar la biodiversidad.

Con los apadrinamientos se podrán sufragar esos gastos: todos los ciudadanos pueden adoptar a una cordera para recría por 90 euros al año con una tabla de quesos artesanos; o a una oveja trashumante urbana por 20 euros, lo que da derecho a un certificado y a una visita guiada. Y por 30 euros, recibirán además un queso de oveja ecológico.

Martha Baba, bióloga de 29 años y una de las encargadas del cuidado del rebaño, trabaja en la cooperativa desde que llegó a España hace seis meses. Para Baba, acercar a las ovejas a la ciudad es una oportunidad estupenda para que todo mundo sienta la misma pasión que ella por el campo.

Por su parte, el pastor principal del rebaño, Álvaro Martín, aseguraba que se trata de una iniciativa “bonita” tanto desde el punto de vista medioambiental como cultural por la oportunidad de interrelación campo-ciudad.

Martín también aprovechó la comparecencia ante los medios el pasado martes para hablar del nuevo proyecto de la Escuela de Pastores, centrado en la Sierra Norte, para la que se ha abierto la convocatoria de alumnos y que tendrá lugar de mayo a agosto de 2019 y cuenta con el apoyo del Grupo de Acción local de la Sierra Norte. Esta iniciativa incluirá talleres basados, por ejemplo, en la elaboración de lácteos o de lana.

En cuanto al entorno de la Casa de Campo, Martín afirmó que es “muy bueno”, si bien tiene la particularidad de que es un parque urbano, en el que las ovejas tienen que convivir con los demás usos del parque, aunque asegura que está comprobando como la gente que visita el lugar “está encantada”.

El rebaño de 400 ovejas estará en el parque hasta mayo y luego regresará otra vez en octubre para realizar todo el periodo, si bien los tiempos dependen del clima que tenga la ciudad.

Por otra parte, el promotor de Campo Adentro, Fernando García Dory, apuntó el martes que esta iniciativa va a necesitar el apoyo de la ciudadanía.

En este sentido, la delegada de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Madrid también señaló que se trata de una actividad con un “alto contenido ambiental” porque incluirá una serie de actividades medioambientales y educativas.

Por último, el director conservador de la Casa de Campo, Francisco Rodríguez Pachón, afirmó que la idea es “que ayuden a controlar incendios” ya que el recinto abarca más de 1.722 hectáreas y “cuesta mucho” mantenerlo a salvo de incendios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios