Ayuntamiento de Granada

Un solar municipal de Granada convertido en vertedero por unos 'okupas'

  • El Ayuntamiento debe seguir una serie de trámites legales para poder despejar la parcela

  • Se trata de un terreno situado junto al sistema general L-14, en el Camino de las Vacas

Un solar municipal de Granada convertido en vertedero por unos 'okupas'

Un solar municipal de Granada convertido en vertedero por unos 'okupas' / Antonio L. Juárez (Photographerssports)

Cuando está tan en el candelero el asunto de la ocupación de las viviendas, poco se habla de lo relativo a la ocupación de espacios o solares públicos, algo que, de la misma manera puede ocurrir. Hay que seguir unos procedimientos legales para expulsar a las personas que entran en una vivienda ajena y se “adueñan” de la misma e, igualmente, hay que hacer lo propio en el caso de un solar o terreno municipal.

Es el caso de una parcela propiedad del Ayuntamiento de Granada que se encuentra cerca del barrio de la Rosaleda, en el Camino de las Vacas, visible desde la autovía y que conecta la zona de Hipercor con la Chana. El solar en cuestión, situado junto al sistema general L-14, fue ocupado hace varios años por un individuo que construyó allí una chabola y que comenzó a acumular escombros. A él se unieron un grupo de personas de nacionalidad rumana que, sin habitar el terreno, sí que poco a poco lo han convertido en una especia de “vertedero municipal”, donde acumulan toda la chatarra que encuentra por la ciudad.

Con este panorama de residuos depositados en suelo propiedad del Ayuntamiento, el Consistorio ha comenzado a moverse para deshacer el entuerto, antes de que llegue alguna denuncia por parte de algún vecino que, si bien no han tramitado ningún expediente oficial, sí que se ha manifestado a través de quejas.

Pero expulsar al ‘okupa’ del terreno y limpiar de chatarra el solar no es una tarea tan sencilla, que pueda emprenderse de buenas a primeras y sin previo aviso. El Consistorio debe seguir unos cauces que pasan por expulsar a la persona que allí residía, algo que ya se ha hecho; identificar al resto de sujetos que allí acumulaban residuos, algo que según informa el Ayuntamiento también se ha hecho; comunicarles a estas personas que deben recoger la chatarra y, por último, en caso de que no lo hagan, actuar de manera subsidiaria para quitar los deshechos y pasar la factura del coste de esta limpieza a los susodichos.

Así lo ha indicado a Granada Hoy el concejal de Urbanismo y Obra Pública del Ayuntamiento de Granada, Miguel Ángel Fernández Madrid, quien ha informado en declaraciones a este medio que “ante acumulación de chatarra en esta parcela, situada junto al sistema general L-14, se envió a un inspector de urbanismo para comprobar la titularidad del suelo y se reconoció como municipal, por lo que procederemos a intentar contactar con las personas que tienen allí acumulados esos residuos y que se los lleven de allí”.

Madrid ha indicado que “el solar ya no está ocupado, había una persona en una chabola, pedimos la autorización judicial pertinente y ya se le desalojó del espacio”, de manera que “el ocupante está fuera, pero allí se está acumulando un residuo sobre un espacio municipal y no se puede consentir”.

El edil de Urbanismo ha reseñado que “no toda la chatarra es de la misma persona, sino que diferentes personas están acumulando allí chatarra, pero hay que seguir un procedimiento administrativo para despejar el solar, no se puede llegar por las buenas y retirar la chatarra”.

En este sentido, el concejal socialista ha explicado que “tenemos que notificar la obligación que tiene de retirar los residuos, de hecho, ya están identificadas las personas las personas que acumulan la chatarra, con la ayuda de la Policía Local, y tienen que retirarlo voluntariamente, de lo contrarios lo tendremos que hacer desde el Ayuntamiento por ejecución subsidiaria y le pasaremos la factura para que no estén los residuos”.

Miguel Ángel Madrid informa que “la persona que hemos desalojado por orden judicial es española, pero hay gente de otra nacionalidad que tiene el respaldo de otros colectivos, no obstante “estamos hablando de residuos y alguien puede hacer una denuncia, porque se está acumulando chatarra”.

Para evitar que esta situación vuelva a producirse, ha añadido el edil de Urbanismo, “hemos contactado con la ONG que tutela el modo de vida que tiene esta gente, queremos hacerlo bien y con cautela, porque sabemos que esta forma de actuar es propia de su modo de vida”.

Afectados por el vertedero

Esta situación ya se alarga en el tiempo y afecta a los vecinos y a las instalaciones de la zona. Se trata de una zona de familias y escolar, muy cerca están ubicados dos grandes centros escolares, como son Agustinos Recoletos y el CES Ramón y Cajal, instituto que se ha visto especialmente afectado desde ya hace más de 13 años.

El representante de Tear, cooperativa propietaria del CES Ramón y Caja, Javier Martínez ubicado en el camino del Cañaveral, en declaraciones a Granada Hoy, ha comentado que “llevamos en la zona 37 años” y ha recordado que “en el año 2007 o 2008, decidieron inhabilitar este descampado, un lugar donde nuestro alumnado aparcaba y entendemos que daba un servicio”. Además, ha agregado Martínez, “había allí un bar, el Gallo Inglés, que servía para dar comidas a los tres turnos de nuestro centro, pero en un momento determinado nos encontramos ante una decisión municipal que, en principio entendemos que es para mejorar el entorno, así que se expropió aquella zona para hacer una zona verde y un aparcamiento subterráneo, del que hoy aún no se sabe nada”.

El representante de Tear, ha afeado que “desde al año 2008 nos hemos entrado siempre un ambiente insalubre, con mucha basura, con proliferación de ratas que circulan por la zona y hemos visto animales que cruzan hasta nuestro centro y la carretera hacia las casas”. Esn este sentido, Martínez ha aportado que “además, esto se llenaba de chatarras, una zona de niños donde hemos visto que algunas personas saltabas la valla para robar los enseres, delante de los niños y las familias, con todo lo que esto conlleva”.

El representante del centro ha reprochado que “la gestión de la administración no ha sido la más adecuada en esto años, desde nuestro punto de vista, si esto lo han resuelto o está en vías de resolverse, es una gran noticia para la zona, para los vecinos y para los centros educativos, en general, para toda la ciudad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios