Sanidad

¿Quién puede solicitar el tratamiento gratuito para dejar de fumar?

  • Todo aquel que desee dejar la adicción puede pedirlo, aunque antes tendrá que ser valorado por el médico

¿Quién puede solicitar el tratamiento gratuito para dejar de fumar? ¿Quién puede solicitar el tratamiento gratuito para dejar de fumar?

¿Quién puede solicitar el tratamiento gratuito para dejar de fumar? / Carlos Gil

A partir del 1 de enero todo el mundo podrá solicitar este tratamiento si lo desea. Cualquier persona que desee dejar de fumar “debe ser atendida”, señala la doctora Alicia Conde que no ha ser una persona de 50 años que lleve décadas fumando dos paquetes al día, puede ser una de 30 que lleve 12 fumando y consuma menos de una cajetilla.

El acceso a este tratamiento se valorará en función de sus ganas de dejarlo y de su nivel de adicción. Una de las premisas para que un paciente pueda acceder al tratamiento es que exista la "motivación expresa de dejar de fumar" y que el fumador pueda constatar que lo ha intentado al menos una vez en el último año, según el Ministerio de Sanidad. También tendrán que tener un alto nivel de dependencia valorado por el médico a través del test Fagerström y el paciente habrá tenido que formar parte de un programa de apoyo de deshabituación tabáquica. 

“Da igual que lleve más o menos fumando, el que un paciente diga que quiere dejar de fumar es una oportunidad que tenemos que coger los médicos para actuar sobre su salud, aunque lógicamente, cuando las personas son más mayores y tienen más consumo acumulado de tabaco y tienen patologías relacionadas con ello, es más preceptivo que dejen de fumar. Pero siempre hay que recomendar que lo haga”, sostiene la doctora.

Pero este fármaco no puede usarse a la ligera, antes de nada tiene que ser valorado por una persona que sepa de tabaquismo. No puede recetarse un tratamiento estándar para todos los fumadores y “hay que considerar la dependencia física del paciente, la motivación para dejarlo ya que el éxito depende de esto, no de la fuerza de voluntad, también de su dependencia social, gestual y psicológica”.

Una vez se considera que el paciente está en un estado óptimo para comenzar, el facultativo prescribirá el tratamiento y no todos los pacientes tienen que recibir el mismo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios