Sismos

Así quedan registrados en tiempo real los terremotos de Granada

  • El Instituto Andaluz de Geofísica y Prevención de Desastres Sísmicos ofrece sismogramas en tiempo real

Sismograma en Bellas Artes, donde hay instalada una de las estaciones medidoras. Sismograma en Bellas Artes, donde hay instalada una de las estaciones medidoras.

Sismograma en Bellas Artes, donde hay instalada una de las estaciones medidoras. / R. G.

Pinos Puente, Atarfe y Santa Fe han sido epicentros de una serie de terremotos desde principios del mes de diciembre de 2020. El hecho de que sean muy superficiales (a menos de diez kilómetros de profundidad), que se den en núcleos poblados y su intensidad y reiteración en el tiempo han hecho que la preocupación sea evidente, sobre todo tras los temblores de la pasada noche.

Sin embargo, la notable actividad sísmica de la provincia hace de Granada un punto de interés para la investigación. En la provincia hay una tupida red de medidores de terremotos que ofrecen información al minuto de los movimientos. El Instituto Andaluz Interuniversitario de Geofísica y Prevención de Desastres Sísmicos, con sede en Granada, ofrece sismogramas en tiempo real de la red sísmica. En la ciudad, tiene acelerómetros en las facultades y Escuela de Arquitectura, Bellas Artes, Enfermería y Traducción e Interpretación. También dispone de medidores de banda ancha (en Sierra Elvira y Gorafe) además de estaciones de periodo corto en puntos como Cartuja, en la propia capital, donde se ubica, precisamente, el Instituto Andaluz de Geofísica.

Registro en el punto de medición de la Ermita de los Tres Juanes. Registro en el punto de medición de la Ermita de los Tres Juanes.

Registro en el punto de medición de la Ermita de los Tres Juanes. / R. G.

Además de estos puntos del Instituto, se dispone de la información de otras estaciones compartidas con otras instituciones, como el Instituto Geológico Nacional (IGN), que dispone de forma permanente de tres estaciones sísmicas de velocidad y 22 de aceleración. Ocho de ellas en torno a la zona donde se están produciendo los terremotos de estos días.

Los acelerómetros "son instrumentos que registran la aceleración del suelo en el caso de movimiento fuerte, esto es, en los casos en los que la estación se sitúa próxima a la fuente sísmica y el terremoto tiene una magnitud moderada o grande. Los valores de aceleración máxima tienen interés, además de para la evaluación de los daños y del comportamiento de las estructuras, para la elaboración de mapas de peligrosidad sísmica que permitan tener una estimación de los parámetros de cálculo que han de considerarse en la normativa de construcción sismorresistente".

Además de estos puntos, los científicos emplean la información recabada entre los ciudadanos de los lugares donde ha habido terremotos. Así, en el IGN "ha recibido unos 6.400 cuestionarios a través de la página web y aplicación móvil del IGN" desde el sismo del 23 de enero, sábado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios