Granada

Los trabajadores del Metro aparcan la huelga, al menos durante octubre

  • Empresa y operarios establecen un calendario de reuniones semanales hasta el 6 de noviembre

  • Ya hay avances en cuanto a la regulación de la jornada laboral

Una de las unidades del Metro circula por la curva de la Avenida Andaluces y Caleta prestando servicios mínimos durante la huelga. Una de las unidades del Metro circula por la curva de la Avenida Andaluces y Caleta prestando servicios mínimos durante la huelga.

Una de las unidades del Metro circula por la curva de la Avenida Andaluces y Caleta prestando servicios mínimos durante la huelga. / ÁLEX CÁMARA

Los paros parciales que durante el mes de septiembre complicaron el servicio del Metropolitano de Granada no se volverán a repetir durante octubre. Los trabajadores del tranvía y Avanza, la empresa concesionaria de la infraestructura, establecieron ayer un calendario de reuniones semanales encaminadas a encontrar un acuerdo para el primer convenio colectivo de los trabajadores del Metro. Al término de estas negociaciones, previstas para el 6 de noviembre, los trabajadores evaluarán en una asamblea la marcha de las conversaciones y decidirán si programan una nueva batería de medidas de presión o continúan hasta la redacción final del documento.

En el cronograma establecido por ambas partes, la empresa deslizó ayer los trabajadores buena parte del contenido de uno de los tres bloques que centrarán la negociación: la jornada laboral. El documento de trabajo que ya tiene el comité de empresa en su poder establece para el turno de mañana una jornada de 8 horas de trabajo con 15 minutos de descanso, que rebaja de forma sustancial las entre nueve horas y media y diez horas que cumplían conductores y técnicos del Metropolitano, y de las que sólo computaban unas siete, explicaron fuentes sindicales. Está previsto que hoy mismo los trabajadores reciban otro documento que regule el tiempo para los turnos de tarde y noche.

La primera propuesta formal de la empresa es establecer un turno de 8 horas por la mañanaEn la próxima reunión se expondrá un documento integral con las demás reivindicaciones

Donde no se han producido avances ni propuestas de la empresa es en los otros dos condicionantes que ponen los trabajadores, pero que se tratarán en las siguientes reuniones según el calendario establecido. Uno es el incremento salarial para el año 2018, y que este vaya indexado a la subida del Índice de Precios al Consumo (IPC), y el otro es la readmisión inmediata de una trabajadora despedida.

Aún así, este es un primer paso para encauzar la negociación entre empresa y trabajadores, que han descartado continuar con las huelgas y los paros parciales mientras dure el calendario de reuniones que comenzó ayer con un cónclave celebrado por la mañana en las cocheras del Metropolitano, situadas en el Cerrillo de Maracena.

Este giro de los acontecimientos ha "sorprendido gratamente" al responsable del Sindicato Ferroviario-Intersindical de Andalucía, José Aroca. Fuentes autonómicas habían precisado que lo que ayer se iba a producir era "una primera toma de contacto", pero la propuesta de calendario de negociación y el avance hacia las reivindicaciones en jornada laboral hacen que desde el sindicato se muestren "contentos por el cambio de carácter por parte de la empresa". Aún así, el portavoz recordó que siguen "estancados" en la subida salarial y la readmisión de "la compañera despedida".

"La propuesta de trabajo se acerca bastante a lo que hemos planteado en las huelgas, por lo que es un buen comienzo", admitió Aroca, quien descartó nuevos paros durante este mes "para poder seguir con las reuniones. El portavoz del SF-Intersindical de Andalucía insistió en que "ha habido un cambio radical" desde la operadora del tranvía, que ha pasado "de la cerrazón absoluta a la propuesta de avances", por eso "salimos esperanzados". "Esperamos que tengan el mismo espíritu dure todo el mes para llegar a un acuerdo lo más rápido posible", inquirió Aroca en declaraciones a esta redacción.

Los próximos pasos a seguir se darán en la próxima reunión, que tendrá lugar el próximo 11 de octubre, y en la que los trabajadores recibirán de la empresa una propuesta cerrada de todo el proceso, incluyendo la cuestión salarial, el despido, y otros flecos de la jornada laboral como la que afecta a las vacaciones y a la normativa de festivos.

Fuentes de la Agencia de Obra Pública de Andalucía destacaron por su parte el "buen ambiente" que imperó durante esta cita y se congratularon de la ausencia de un calendario de movilizaciones de protesta que afecte al primer mes de actividad cotidiana de la ciudad a pleno rendimiento.

La vuelta a las negociaciones para el convenio colectivo de los trabajadores del Metropolitano de Granada se produce tras una semana sin huelgas, condición que ponía Avanza para entablar las conversaciones y realizar progresos para consensuar el documento, y después de que tanto la Junta de Andalucía como el Ayuntamiento de Granada instaran a ambas partes a sentarse para que los ciudadanos no se vuelvan a ver afectados por los paros que durante dos semanas redujeron a servicios mínimos los trayectos del Metro en las horas punta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios