Crisis del covid-19

Los últimos pueblos de Granada que 'no saben' lo que es el coronavirus

  • Entre los tres municipios que todavía no han registrado ningún caso de positivo por Covid suman 547 vecinos

Vecinas de Juviles, uno de los tres municipios de Granada sin casos de Covid. Vecinas de Juviles, uno de los tres municipios de Granada sin casos de Covid.

Vecinas de Juviles, uno de los tres municipios de Granada sin casos de Covid. / M.G.

"Si entrara un caso sería un peligro muy grande". Paqui Martín, alcaldesa de Lobras, destaca la colaboración de todos los vecinos de su pueblo, uno de los tres que en toda la provincia de Granada todavía no han registrado ningún caso de coronavirus. La enfermedad, que ha dado la vuelta a la rutina diaria y ha tensado las costuras al máximo del sistema sanitario, no ha pisado su municipio. Tampoco ha alcanzado a Juviles ni a Cástaras. Las tres localidades tienen elementos en común, además de ser los últimos reductos sin Covid-19 desde que comenzó la pandemia en el mes de marzo. Son municipios con población escasa, ésta tiene una medida de edad elevada y, eso sí, han seguido a pies juntillas las recomendaciones sanitarias.

"Todos los vecinos han tenido mucho cuidado", destaca Martín. El Ayuntamiento ha provisto de mascarillas y gel a todos los habitantes, 145 según las estadísticas oficiales. Todos se protegen y guardan la distancia social, señala la regidora. Además, con asiduidad se desinfectan las calles y puntos sensibles. Sin embargo, esta burbuja en la que viven los habitantes de Lobras por fuerza tiene fisuras. Al ser un municipio tan pequeño es habitual desplazarse a otros núcleos de población para realizar gestiones o compras. Durante el confinamiento fueron las cuidadoras de los vecinos de más edad las que se encargaron de evitar el trasiego de un pueblo a otro, ya que eran ellas mismas las que se ocupaban de hacer cualquier recado.

"Tenemos que aguantar", se conjura Martín sobre los próximos meses en Lobras. La estadística ha ido dando pellizcos al listado de municipios sin casos en Granada. En estos últimos días se han dado los primeros casos en pueblos como Polícar, Lentegí o Carataunas

En Cástaras, su alcaldesa, Yolanda Cervilla, destaca que "la gente se cuida mucho y respeta mucho". Se han seguido las indicaciones en todo momento y se han unido otros factores: "pocos habitantes y mucho aire libre", según destaca la regidora. Los 249 habitantes que oficialmente tiene Cástaras son "gente mayor, que toma muchas precauciones" y siempre va con su mascarilla. "Se guardan" del maldito virus que con tanta saña se ha empleado en el resto de la provincia.

Cástaras. Cástaras.

Cástaras. / R. G.

Como también ocurrió en Lobras y en Juviles, en verano hubo un repunte de población en Cástaras. Las vacaciones son el momento de regresar al pueblo, pero lo cierto es que a día de hoy no han registrado ningún caso

Otra característica que comparten los tres municipios es la necesidad de desplazarse para prácticamente cualquier gestión. En el caso de Cástaras, son habituales las idas y venidas a Cádiar, indica Cervilla, que reseña que en marzo se habló con la tienda para facilitar el envío a domicilio de la compra, y también cuentan con venta ambulante de productos tan necesarios como el pan. Para las cuestiones médicas la alcaldesa señala que el médico conoce perfectamente a prácticamente todo el pueblo, "y eso es una ventaja", ya que buena parte de las consultas se han podido gestionar de forma telefónica.

El Ayuntamiento de Cástaras también ha puesto de su parte todos los recursos posibles. Ha repartido mascarillas entre los vecinos y también ha intensificado la desinfección de las calles.

"Cruzo los dedos" asegura Cervilla cuando se le pregunta por las próximas semanas, consciente, como Martín, de que la edad de sus vecinos supone un motivo de preocupación. "Lo es lo mismo si te pilla mayor...".

Lourdes Molina es alcaldesa de Juviles, el tercer punto de la provincia en el que todavía no se ha manifestado el Covid. Sin embargo, los vecinos de este municipio son muy conscientes del riesgo. "Seguimos con todas las precauciones", destaca Molina. Pese a no tener ningún caso, desde el Ayuntamiento se decidió prevenir y se mantienen cerradas todas las instalaciones que puedan suponer un potencial foco. Esto incluyó a la piscina en verano. "Todo ha estado cerrado", recalca la alcaldesa, que sopesa que "lo peor ya ha pasado" y muestra su confianza en llegar al final del camino sin ningún caso. Tanto en verano como en los puentes festivos "hemos tenido gente" que ha ido a visitar este municipio de la Alpujarra granadina y que cuenta con 153 vecinos, según la estadística oficial. 

Pese a la esperanza de que su pueblo se mantenga al margen del virus en las próximas semanas, desde el Ayuntamiento se mantienen todas las precauciones. Todos los desplazamientos a los que obliga residir en un municipio tan pequeño se han hecho "con mucho cuidado". La propia alcaldesa se ha encargado de hacer la compra a los vecinos que no tienen vehículo. "Entre todos lo hemos conseguido", afirma sobre los meses tan complicados que han superado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios