plantilla de profesores

La Universidad envejece

  • La media de edad de la plantilla docente de la UGR se sitúa en los 56 años 

  • En 2010 el promedio era de 47,7

  • La misma tendencia se da en todas las universidades españolas

Procesión académica al inicio del curso universitario. Procesión académica al inicio del curso universitario.

Procesión académica al inicio del curso universitario. / G.H.

La Universidad de Granada (UGR) se hace mayor. Su posición de partida no era la mejor, y pasados los años de crisis y limitaciones extremas a la contratación de nuevos docentes, ve afianzada su posición a la cola a nivel nacional. La rectora de la UGR, Pilar Aranda, ha manifestado en numerosas ocasiones que la suya es una institución “envejecida”. El dato que apuntala esta afirmación lo aportó la propia rectora en la quinta edición de las jornadas científicas del Instituto Carlos I de Física Teórica y Computacional. La edad media de los profesores e investigadores de la UGR es de 56 años.

Los que llegan a ocupar las plazas vacantes también son mayores. La media de edad de los nuevos docentes está entre los 40 y los 42 años

Si se echa la vista atrás se puede determinar, en parte, el alcance de las restricciones en los años de crisis. En 2015, esta misma media se situaba en 49,6 años, mientras que en 2010 ese mismo indicador –siempre referido al personal docente de la UGR– era de 47,7 años. En lo que va de década, la UGR (o mejor dicho, su plantilla de docentes e investigadores) ha envejecido algo más de ocho años. El motivo lo expuso la propia rectora en el mismo acto. Los años de crisis y lo limitado de la tasa de reposición (del 10% desde 2012, ahora del 100%), han sido los artífices de este fenómeno.

No sólo envejecen los que están. Los que llegan a ocupar las plazas vacantes son también cada vez mayores. Según el dato aportado por Aranda, la media de edad de los nuevos docentes está entre los 40 y los 42 años.

La Universidad de Granada no es una excepción en esta tendencia. El informe anual de la Conferencia de Rectores (CRUE), referido a los datos del curso 2015/2016 –el último publicado–, señala que “los cambios demográficos se producen con más intensidad en el colectivo de profesorado funcionario”. Éste no sólo se ha visto menguado “sino que, además ha reducido la presencia del profesorado joven en más de 10 puntos y ha aumentado la participación del profesorado maduro en más de 21 puntos”. Así, la edad media de la plantilla de las universidades está en los 53 años. Un dato que coloca a la UGR –que tiene una media de 56 años– en peor situación que la media nacional.

Las estadísticas del Ministerio de Educación también avalan esa tendencia al envejecimiento progresivo de las plantillas de docentes. Según el último informe del Sistema Universitario Español –con datos del curso 2014/2015– en las universidades públicas españolas el 15% de la plantilla del personal docente e investigador (PDI) tiene 60 años o más. El 33,3% está en la horquilla que va entre los 50 y los 59 años y, en el otro lado, apenas el 1,3% tiene menos de 30 años. En el total del sistema universitario –que incluye a los centros privados– este porcentaje es del 1,7%, mientras que por encima de los 50 años está el 45,6% del profesorado.

Por categoría profesional, el cuerpo de catedráticos se lleva la palma. El 45,8%, a nivel nacional, tiene 60 años o más, mientras que el dato para los menores de 39 años es insignificante.

En cuanto a los datos por género, el índice de mujeres de más de 60 años en las universidades españolas es del 26,4%. Sin embargo, ellas son mayoría en la franja de menos de 30 años (60,5%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios