Granada

Más de 200 vecinos de Granada denuncian por ruidos a una discoteca de la calle Arabial

  • La queja ha sido traslada a Medio Ambiente por parte de 194 pisos y 22 apartamentos de la zona

Imagen de archivo de parte de la calle Arabial de Granada.

Imagen de archivo de parte de la calle Arabial de Granada. / G. H.

Los vecinos de varios edificios de la calle Arabial, en Granada capital, han denunciado ante Medio Ambiente el sufrimiento que les ocasiona los ruidos que provienen de una discoteca instalada en los bajos de los mismos. Se trata de los edificios Atalaya, Marsella, Comercial. Son en total 194 pisos y 22 apartamentos que, según la denuncia, desde la apertura de la discoteca Basaba en el mes de Mayo 2021 “no se puede vivir en la mayoría de nuestros domicilios, pues el ruido y las vibraciones que producen se transmiten por la estructura del edificio y llegan nítidamente a los pisos y garajes, impidiendo el descanso, y no solo ello, sino la más mínima habitabilidad”.

La actividad de la discoteca, según los vecinos, se genera prácticamente todos los días de la semana desde las doce de la noche a las seis de la mañana. Afirman que en ocasiones se vienen celebrando fiestas en la sala que comienzan a las seis de la tarde y finalizan a las seis o las siete de la mañana. “Durante su apertura el volumen de la música acentuado por los tonos graves de la misma hace insoportable el descanso de los vecinos, produciéndose con carácter general la mayor intensidad de sonido y vibraciones en el espacio horario que discurre entre las 4 y las 6 de la mañana”, dice el texto de la denuncia.

También dice que la discoteca carece de aislamiento acústico normalizado. “Hay vecinos que lo estaban pasando mal y han terminado por reformar la casa con doble acristalamiento en las ventanas. Ahora ya no escuchan la calle, escuchan los sonidos graves que suben por la estructura de los edificios. Por tanto, siguen pasándolo mal”, asegura uno de los afectados.

Igualmente dicen que la citada en la citada discoteca se incumplen sistemáticamente las medidas preventivas frente al riesgo de exposición y contagio al covid ya que nos e tienen en cuenta “las normas tan básicas como el uso de mascarillas en el interior de locales, distancia de seguridad interpersonal y aforo máximo permitido de personas”.

Para ello piden a Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada que tome las decisiones oportunas y que clausure el negocio temporalmente hasta que adecúe el local con medidas correctoras para aminorar el ruido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios