polémica Continúan la movilización en el Zaidín contra la decisión municipal

Los vecinos recaban apoyos para reabrir sin coste la biblioteca

  • La Plataforma negocia con Biblioteconomía para que los universitarios hagan prácticas en el centro · La Junta también se ofrece a colaborar y mediar para recuperar las instalaciones

Comentarios 2

Desde que en el pasado mes de julio se anunciara el cierre de la biblioteca de las Palomas para implantar la sede del grupo municipal de coros y danzas, los vecinos del barrio del Zaidín no han cesado en su lucha para mantenerla abierta. De hecho, a pesar de que en la madrugada de ayer la Policía Local trasladó los últimos libros que quedaban dentro a otras bibliotecas como la Francisco Ayala y la nueva en el Beiro, los vecinos no se rinden ni pierden la esperanza de volver a entrar por sus puertas.

La Plataforma Ciudadana, creada para evitar el cierre, se reunió ayer con el delegado de Cultura, Pedro Benzal, para comunicarle su malestar por lo ocurrido durante el desalojo policial y trasladarle las propuestas que quieren llevar a cabo en los próximo días. Con ello, quieren proseguir con sus reivindicaciones, por lo que han programado una manifestación para el próximo jueves en la Plaza del Carmen a la que se pueden unir todos los ciudadanos. Además, han realizado por escrito una serie de propuestas para impedir el cierre ya sea por motivos económicos o de otra índole.

Los vecinos están tan afectados por esta pérdida que algunos han acordado ceder parte de sus bibliotecas personales para dotar de recursos las estanterías de la biblioteca de las Palomas. Por otra parte, han iniciado conversaciones con la facultad de Biblioteconomía para que los universitarios que quieran hacer prácticas puedan realizarlas allí . De este modo, se evitarían gastos de personal al Consistorio y los propios becarios serían los encargados de atender a los vecinos.

Según Benzal, con este tipo de iniciativas, "los vecinos no quieren buscar confrontación con el Ayuntamiento, sino ofrecer soluciones. Lo que más les ha dolido es que el alcalde no les haya querido recibir ni hablar con ellos desde el pasado 14 de septiembre que hicieron la petición. Este gesto le honrarían. En democracia tenga uno los votos que tenga, por muy mayoría que sea, hablar es lo que toca".

El concejal de IU en el Consistorio, Francisco Puentedura, afirmó que "la biblioteca se puede sustentar con un coste de 140.000 euros al año. Es el único recurso cultural de personas mayores y niños de esa zona desfavorecida que tienen cerca de sus casa un apoyo escolar. También para que las personas mayores puedan leer y disfrutar de actividades culturales". Por ello, el grupo municipal de IU en el Ayuntamiento, va a presentar una moción en el pleno municipal con tres puntos fundamentales. El primero es pedir que se desapruebe la actitud que tomó el alcalde, José Torres Hurtado, el concejal de cultura, Juan García Montero y la concejal de Movilidad y Seguridad, Telesfora Ruiz, durante el desalojo de la Plaza de las Palomas. Además, solicitan que el pleno condene la violencia policial que se ejerció contra los vecinos y por último, demandan que se reabra la biblioteca. "La moción va más allá de la petición de que se abra la biblioteca para también denunciar que este tipo de actuaciones policiales son un peligro para esta ciudad y para una sociedad democrática".

Pero al margen de la lucha moral que cada vecino de este barrio obrero está llevando a cabo para recuperar 30 años de actividad cultural, Benzal, quiso recalcar que existen una serie de normas que legitiman que haya dos bibliotecas en el Zaidín. En palabras del delegado de Cultura, el artículo 22 del reglamento del Sistema de Bibliotecas de Andalucía indica concretamente que por cada 20.000 habitantes debe haber una biblioteca y en el Zaidín hay 45. 411 vecinos.

Además, añadió que Granada, precisamente, se encuentra la tercera por la cola junto con Almería y Sevilla, en el ranking de bibliotecas públicas que debería tener la ciudades por el número de habitantes. "Huelva va a al cabeza y Córdoba también destaca con trece bibliotecas. Granada solo tiene seis, así que no es el momento de cerrar ninguna, sino de abrirlas". Según Puentedura son necesarias seis bibliotecas más para ajustarse a la ley.

De esta forma, cada vez se acumulan más argumentos que respaldan la petición de la Plataforma ciudadana contra el cierre, pero la decisión parece que está tomada y no tiene marcha atrás, sobre todo, tras el traslado de los últimos libros durante la pasada madrugada. Un hecho que tanto Benzal como Puentedura criticaron porque según ellos se realizó con "nocturnidad y alevosía".

Para rematar la faena, el Ayuntamiento, además de haber dejado el edificio vacío de libros ha colocado un cartel en la fachada de la biblioteca de las Palomas en la que pone centro cultural. "Esto parece una broma porque los alcaldes de la provincia de Granada cuando piden ayuda para sus centros culturales, lo primero que solicitan es una biblioteca", expresó Benzal. Puentedura advierte que "no se sabe ni a qué van a destinar a ese centro, ni qué programación va a tener, ni dónde se ha demandado esa actividad cultural. La voz de todos los vecinos es que siga abierta porque es necesaria y mas de 2.000 usuarios así lo piden.

A esto, Benzal agrega que según los técnicos, la nueva biblioteca del Beiro, al contrario que la de las Palomas, no cumple todos los requisitos legales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios