Aniversario de la Guardia Civil

El verde colorea 175 años de salvaguarda de la seguridad

  • La subdelegada del Gobierno destaca el descenso de infracciones penales en Granada, cuya tasa de criminalidad está en el 36,6%

Agentes de la Guardia Civil portan una corona en homenaje a los caídos durante la celebración del 175 aniversario. Agentes de la Guardia Civil portan una corona en homenaje a los caídos durante la celebración del 175 aniversario.

Agentes de la Guardia Civil portan una corona en homenaje a los caídos durante la celebración del 175 aniversario. / Carlos Gil

"El honor es la principal divisa de la Guardia Civil. Debe conservarlo sin mancha, pues una vez se pierde, no se recupera jamás". Con estas palabras, extraídas de la cartilla del código deontológico de la Guardia Civil, abrió ayer su discurso la subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro, durante la celebración del 175 aniversario de la Guardia Civil. El acto, que se celebró en el Patio de Armas de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada, fue el escenario que López Calahorro empleó para resaltar el tesón y el buen hacer de la Benemérita, cuerpo que, junto a la Policía Nacional, ha logrado "un descenso continuado de las infracciones penales", según la subdelegada.

"La tasa de criminalidad se situó en 2018 en el 36,6%, ocho puntos por debajo de la tasa nacional y tres de la andaluza lo que indica que Granada es segura, mientras que la tasa de esclarecimiento de delitos subió un 5% el año pasado, y entre enero y marzo, también se ha incrementado casi otro 5%", expresó López Calahorro quien, al igual que el coronel jefe de la Comandancia, Francisco Manuel García Sánchez, tampoco se olvidó del agente Arcos, asesinado en acto de servicio el pasado octubre.

Tras un recorrido por la historia de cómo nació la Guardia Civil, el coronel jefe de la Comandancia granadina inició su alocución destacando que durante el acto predominaba "el color verde", característico de la Benemérita, y se dirigió a los agentes que formaban fila en el Patio de Armas: "Vosotros sois los sucesores de aquellos que un 13 de octubre de 1844 nos hicieron grandes y llegaron a Granada, quedando ubicados en el Convento de la Victoria en el Albaicín". El coronel realzó "el trabajo del día a día para conseguir la estabilidad necesaria para que los ciudadanos se sientan protegidos".

Asimismo, durante el acto se entregaron la Cruz Mérito Militar con distintivo Blanco al subteniente Manuel Jiménez; cabo David Larrubia; y los agentes Mariano Tejada, José Antonio Ramos, Antonio Soria, Antonio Pérez, José Antonio Hernández y José Antonio Barroso. La Cruz de la Real Orden de San Hermenegildo al brigada Israel Montero; mientras que la Cruz a la Constancia de Plata fue para los agentes Amador Martín, Antonio Jiménez y Manuel Vílchez; y en Bronce para Juan Antonio Vega.

La Cruz al Mérito con distintivo Blanco fue para el cabo primero Alfredo Suárez y los agentes Francisco Javier Martín, José Enrique Balsera, José Manuel Sánchez y Víctor Manuel Luque. De igual modo, se otorgaron diplomas a aquellos agentes retirados este año, reconocimiento que fue para los guardia civiles José Antonio García y José Manuel Sierra.

Al término del acto, se inauguró una placa conmemorativa por los 175 años de la Benemérita, que se colgó de una de las fachadas de la Comandancia granadina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios