Granada

Un vídeo del 'puenting' que costó la vida a una joven se podrá ver en el juicio penal

  • El 19 de septiembre está fijada la vista para enjuiciar a los responsables de la empresa de aventuras que organizó el salto

El juicio se celebrará en septiembre en el Juzgado de lo Penal 4. El juicio se celebrará en septiembre en el Juzgado de lo Penal 4.

El juicio se celebrará en septiembre en el Juzgado de lo Penal 4. / G. H.

Las grabaciones que se hicieron el día del fatídico salto que costó la vida a una joven en el granadino Puente Tablate, mientras practicaba puenting, está previsto que se reproduzcan el próximo 19 de septiembre en el Juzgado de lo Penal 4 de la capital, durante la celebración del juicio contra dos de los responsables de la empresa de aventuras que organizó aquella actividad.

Según las fuentes consultadas, hay imágenes -que habían quedado custodiadas por la Guardia Civil- de la propia fallecida realizando un salto en el mismo puente solo unos minutos antes del accidente mortal, dado que éste se produjo al parecer en un segundo intento que la misma joven pidió hacer para repetir la experiencia. Tanto la acusación particular -que ejerce la familia- como la defensa de los acusados han solicitado la reproducción de esos vídeos en el juicio con el afán de tratar de demostrar diferentes aspectos.

Una parte alega que no había suficientes medidas de seguridad y la otra sostiene que el exitoso salto anterior de la fallecida demuestra que conocía cuál era el procedimiento correcto.

El propietario de la empresa de aventuras que organizó la actividad de puenting el 21 de julio de 2015 y el monitor que actuó directamente en su ejecución serán juzgados el mes próximo por un posible delito de homicidio por imprudencia grave. La Fiscalía pide para ellos dos años de cárcel e inhabilitación de 4 años para ejercer esa profesión de tiempo libre. La defensa, por su parte, solicita la libre absolución.

Kleyo I. N. F. D. A., sudafricana que en aquel momento pasaba unos días en España en compañía de familiares, acudió a una actividad de puenting organizada en Granada para un grupo que provenía de Fuengirola.

Las 14 personas que formaban parte del grupo ese día pudieron realizar sus respectivos saltos con éxito y esto fue recogido al parecer por varias cámaras, una externa y la que cada uno llevaba en su muñeca en el momento del salto. Pero esta joven pidió repetir la experiencia una segunda vez y fue ahí donde se produjo el fatal desenlace, pues dio ese salto antes de que las cuerdas estuvieran correctamente tensadas por parte del monitor y éste diera el visto bueno para lanzarse.

Es ahí donde se produce la disensión entre las partes, porque la Fiscalía considera que hubo carencias de seguridad, al no haber pasado las normas por escrito previamente y al no contar con dos monitores para que siempre hubiera una persona en compañía del saltador.

La defensa explica que su escrito de calificación que las medidas de seguridad se pueden incrementar siempre, pero que en ese momento, tanto la empresa como el monitor cumplían cada uno de los requisitos exigidos por la normativa y por la Junta de Andalucía.

La defensa de los dos acusados también quiere demostrar mediante la visualización de las imágenes de los saltos que hicieron los miembros del grupo que el monitor explicaba uno a uno lo que tenían que hacer y que la propia fallecida lo sabía, como queda demostrado en su primer salto. En el momento del segundo intento solo estaban encima del puente ella, el monitor y otro de los miembros del grupo, cuyo testimonio ha pedido la defensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios