Aromas y sabores

Premios Mezquita: el concurso veterano

  • En el certamen ibérico se otorgaron las distinciones a 44 bodegas de toda España, en una gala celebrada en el patio barroco de la Diputación de Córdoba

Imagen de los premiados en la escalinata de la Diputación de Córdoba. Imagen de los premiados en la escalinata de la Diputación de Córdoba.

Imagen de los premiados en la escalinata de la Diputación de Córdoba. / G. H.

En el mes de abril se celebró en Córdoba el Concurso Premios Mezquita. Es el más importante que se celebra en la mitad sur de España y el más popular de Portugal (sólo pueden presentarse vinos españoles y portugueses). Se ha venido celebrando ininterrumpidamente durante 25 años, desde que se inició en el marco de ExpoCórdoba, lo que lo sitúa entre los tres más veteranos de España. 

En total participaron 326 muestras, récord histórico; 15% de Portugal y el resto de España, incluyendo Baleares y Canarias. Andalucía no pasa del 25% . Castilla-La Mancha ocupa el mayor porcentaje, seguida de Castilla-León, Extremadura, Rioja, Alicante, Galicia...

El jurado estuvo compuesto por 32 jurados, todos más que cualificados catadores. Enólogos, periodistas especializados, sumilleres, dueños de restaurantes procedentes de España y Portugal. Según su especialidad van a unas otras mesas, no es lo mismo catar tintos que moscateles dulces o palos cortados.

Entre ellos, una enóloga de Vega Sicilia, el director de la Semana Vitivínícola, profesora de Enología de la UCO, enólogos profesionales de vinos andaluces, enólogos canarios, aragoneses, vallisoletanos, extremeños, manchegos, portugueses...

El concurso ibérico de vinos Premios Mezquita otorgó sus distinciones a 44 bodegas de toda España, que recibieron 190 diplomas, en una gala celebrada en el patio barroco de la diputación ante numerosas personalidades de la vida política y social cordobesa, como la diputada de Turismo de la Diputación, el presidente de la Audiencia, el director de la Real Academia de Ciencias, Bellas Artes y Nobles Letras, la delegada de Agricultura y Consumo de la Junta de Andalucía o la vicerectora de la UCO, entre muchos otros. El maestro de ceremonias fue Manuel María López Alejandre, presidente de la Asociación Cultural del Aula del Vino y Presidente del Jurado de los Premios Mezquita.

A partir de que los vinos andaluces sólo representaban la cuarta parte de los vinos presentados, recogieron numeroso e importantes premios.

Bodegas Vertijana recogiendo sus premios. Bodegas Vertijana recogiendo sus premios.

Bodegas Vertijana recogiendo sus premios. / G. H.

Bodegas Vertijana, de la DO Granada, recibió dos premios: un Gran Mezquita por Vertijana 3 2015 y un Mezquita de Oro por Vertijana-Syrah 2015, las dos distinciones más prestigiosas.

Bodegas González Byass (DO Jerez) también recogió dos premios, un Gran Mezquita por su Noé VORS PX y un oro por su Tío Pepe en rama. Al ser un concurso abierto a vinos aromatizados, como lo es por ejemplo el vermouth, González Byass se llevó un oro a su vermouth La Copa.

Y también del Marco de Jerez, un oro para Delgado Zuleta por su Manzanilla Barbiana en rama.

De la DOP Málaga, resultaron premiados Bodegas Málaga Virgen con un oro para su Málaga Virgen Dunkel y Bodegas Dimobe con oro para Piamater 2016 y para su Zumbral 2014, bodega que también consiguió oro para su vino El Lagar de Cabera tinto 2015, acogido a la DIP Sierras de Málaga.

De la IGP Laujar- Alpujarra (Almería) triunfó Bodegas y Viñedos Laujar, con oros para tres de sus vinos: Cepa Fuente Reina 2015, Cepa Bosquet Syrah Barrica 2017 y Cepa Fueta La Reina 2016.

La Bodega Fuente Reina, de la IGP Sierra Norte de Sevilla también obtuvo un oro para su vino Pagos de Fuente Reina 2016 y otro con su Fundus roble coupage 2017.Bodegas Campoameno, de la IGP Sierra Sur de Jaén, cosechó tres oros para los vinos Alto de Campoameno 2013, Campoameno Chardonnay 2018 y Marqués de Campoameno 2016.

La DO Montilla Moriles también se vio recompensada: Cooperativa Agrícola La Aurora cosechó dos oros para sus vinos Fino Amanecer y PX 1981; la Bodega Alvear con un oro para Fino Capataz Solera de la Casa; y Bodegas Jesús Nazareno un oro para su Fino Cancionero y otro para su Dulce PX.

Y es que la calidad actual de nuestros vinos nada tiene que ver con la de hace 25 años. Hoy son infinitamente mejores. Además hay que resaltar durante estos años la recuperación de viejos viñedos y variedades en terrenos en los que prácticamente había desaparecido el cultivo de la vid, volviéndose a cultivar y plantar variedades casi extinguidas, algunas muy interesantes y con resultados espectaculares.

Afortunadamente han resurgido zonas vitivinícolas que fueron emblemáticas hace años y que hoy vuelven a serlo gracias al esfuerzo y la fe de sus vitivinicultores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios