Granada CF

Duelo de regateadores entre Bryan Zaragoza y Nico Williams

  • Dos de los mejores dibladores de nuestra Liga se han medido en Los Cármenes con la primera mitad con protagonismo para el bilbaíno y la segunda para el malagueño

Bryan Zaragoza trata de controlar el esférico ante De Marcos.

Bryan Zaragoza trata de controlar el esférico ante De Marcos. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS (Granada)

El extremo malagueño es el mejor regateador de La Liga EA Sports, con 82 regates completados con éxito. Esto lo ha convertido y el referente del ataque nazarí a pesar de que lleva algunas jornadas con cierto bajón, además del parón obligado por acumulación de tarjetas en la jornada 14 frente al Alavés.

Por su parte, el pequeño de los Williams está en racha desde que se anunció su renovación. Ha marcado en los últimos dos partidos y es, junto a su hermano Iñaki, las armas más peligrosas de los vascos. Con 74 regates efectivos, se lleva actualmente el bronce en el ranking que lidera el malagueño, y es algo muy notable viendo los partidos de su equipo, coLmo constantemente busca encarar y romper en velocidad.

En los aproximadamente quince minutos que se disputaron ayer, Bryan no estuvo muy participativo ni pudo generar peligro asociándose con sus compañeros, mientras que a Nico si que se le pudo ver más acertado en lo ofensivo a pesar de que el gol lo anotó su hermano, marcador con el que empezó la 'segunda parte' de este Granada-Athletic Club.

Nico

La primera la tuvo en el 21' tras recibir en su banda. Encaró a Ricard pero rápidamente sacó un disparo que se fue rozando el palo largo de André. En una arrancada del lateral granadinista, Nico bajó a defender y acabó robándole el cuero, haciendo notar también su aportación defensiva. La primera mitad del 11 del Athletic fue muy buena. En su duelo particular con Ricard fue claramente superior.

En la segunda mitad, su protagonismo se vino un poco abajo gracias a los tramos del partido donde el Granada pasó a la ofensiva y el cansancio. Tuvo un encontronazo donde se salió del partido con un empujón a Ricard, con el que se batió durante el partido. Sancet fue la piedra angular del Athletic en el segundo tiempo, pero a pesar de todo, Nico cuajó otro buen partido donde no pudo ver puerta. Terminó el partido con tres balones al área y tres regates.

Bryan

En la primera que tuvo intentó regatear a De Marcos, que sacó el brazo enviando al suelo al malagueño, que se dolía en la cara. No fue falta. Al mínimo intento de internarse en el área era respondido con la contundencia de la defensa bilbaína, especialmente Vivian y De Marcos, con la permisividad del colegiado Ortiz Arias. Fue mejorando conforme pasaron los minutos, y tuvo un par de ocasiones y centros peligrosos antes del descanso.

En la segunda mitad, el equipo comenzó buscándolo constantemente. Desde el empate gracias al tanto en propia puerta de Ruiz de Galarreta el equipo mejoró su ofensiva, protagonizada por el malagueño y Myrto Uzuni. 

Fue de los mejores del equipo rojiblanco a pesar de que no logró materializar las ocasiones, y al final del partido fue el líder del ataque del Granada. Un balón al área y tres regates completados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios