Mallorca-Granada CF|La Pizarra

Camaleónico y brillante equipo

  • Diego usa varios dibujos y vuelve a dirigir con maestría desde la banda para lograr la remontada

Yan Eteki conduce el cuero con la presión de Baba Yan Eteki conduce el cuero con la presión de Baba

Yan Eteki conduce el cuero con la presión de Baba / Diario de Mallorca

Tras la paliza física, sin premio, del Granada ante el Real Madrid, era obligado refrescar el once titular frente al Mallorca y Diego Martínez lo hizo introduciendo a cinco jugadores que no actuaron de inicio ante los blancos. Tres de ellos, Soldado, Martínez y Carlos Neva, ni siquiera tuvieron minutos en el pasado choque, mientras que completaron las rotaciones Yan Eteki y Antonio Puertas. La permanencia en el once de Fede Vico y de Machís, éste último con cierta sorpresa tras no poder acabar el pasado choque por problemas físicos, llevó a Diego a recuperar el 1-4-2-3-1, que es el dibujo que más ha utilizado durante el curso. Tras varios encuentros consecutivos con zaga de tres centrales y dos carrileros, el preparador volvió a la defensa de cuatro con la sorpresa de Martínez, con la ‘doble Y’ (Yan Eteki y Yangel Herrera) por delante y un único delantero en el campo al principio.

El rival

En el Mallorca, Vicente Moreno salió con un once muy parecido al de los últimos encuentros, prevaleciendo la importancia del duelo sobre el cansancio acumulado. Los bermellones se colocaron en el campo en un 1-4-3-3 flexible.

Agujero

Casi todo lo importante que pasó en el primer tiempo ocurrió por la banda derecha del Granada, la izquierda de los locales. Tener ahí a un delantero como Cucho Hernández te garantiza verticalidad, como pasó en el 1-0 y en alguna llegada más peligrosa del Mallorca, pero también la dificultad de ese punta para tapar al lateral rival, lo que acabó convirtiendo a Víctor Díaz en el principal argumento ofensivo nazarí.

Gol psicológico

La importancia de la mente en el fútbol se pudo comprobar a la perfección en el primer periodo. El tanto local acabó con la igualdad existente en el choque y dio paso a los mejores minutos del Mallorca; al empate rojiblanco, ya en el añadido, siguió el derrumbe rojillo y la posibilidad para los de Diego Martínez de voltear el choque, con tres ocasiones claras para el 1-2.

Yangel Herrera

Esos primeros 45 minutos también permitieron comprobar lo malo que es Estrada Fernández. No se atrevió a expulsar a Budimir en los compases iniciales por un entradón a Yangel Herrera, cuya actuación volvió a ser soberbio mostrando las muchas virtudes que posee. Y luego reculó cuando iba a mostrar la segunda amarilla al venezolano tras chocar con dos jugadores locales. Con la tarjeta en la mano, recordó que ya tenía una y se la guardó.

Cambios ofensivos

Diego movió su banquillo en el descanso, con la entrada de Carlos Fernández y Domingos por Yangel Herrera y Martínez. Fede Vico pasó al medio centro y Carlos Fernández se colocó arriba junto a Soldado en el 1-4-4-2 dibujado por rojiblancos desde el inicio del segundo acto. El acompañante de Yan Eteki en el doble pivote cambió a falta de media hora para el final con la entrada de Montoro al campo por Fede Vico. Mantuvo el Granada el mismo dibujo.

Trivote

La entrada de Azeez por Soldado con el 1-2 dio al Granada un perfil más defensivo, con un trivote en la medular formado por el nigeriano, Yan Eteki y Montoro. Además, Puertas y Gil Dias acabaron como extremos pero ayudando mucho atrás en el 1-4-5-1 con el que los nazaríes acabaron el encuentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios