Granada CF-Real Madrid | La pizarra

Encaje de bolillos al cuadrado

  • Diego Martínez cambia varias veces de dibujo, con algunos jugadores usados en más de un puesto

Ángel Montoro encara a Carvajal ante la mirada atenta de Diego Martínez Ángel Montoro encara a Carvajal ante la mirada atenta de Diego Martínez

Ángel Montoro encara a Carvajal ante la mirada atenta de Diego Martínez / Antonio L. Juárez / Photographerssports (Granada)

Diego Martínez y Zinedine Zidane empezaron a disputar el partido de este lunes en sus respectivos hoteles, cuando conformaron sus respectivos onces iniciales para el partido y decidieron salirse del guion que parecía establecido.

El Granada había jugado con defensa de tres centrales y dos carrileros sus últimos compromisos, y le había ido más o menos bien. Sin embargo, las bajas atrás de Vallejo y Martínez junto al cansancio de hombres como Foulquier o Carlos Neva invitaban a pensar en volver a la zaga de cuatro. No fue así.

Diego insistió con los tres centrales que tenía sanos, con el galo en la derecha y con Gil Dias en el carril zurdo, después de que funcionara bien ante el Alavés en esa posición. Por delante, Azeez acompañó esta vez al incombustible Yangel Herrera, con Fede Vico volcado a la derecha y Machís y Carlos Fernández en sus puestos habituales, todo en un 1-5-2-3.

Zidane sorprende

Muy inhabitual fue lo que hizo Zidane, dejando en el banquillo a toda su legión de espectaculares extremos (Vinicius, Rodrigo, Marco Asensio, Hazard, Bale y Lucas Vázquez). El galo reforzó mucho la medular al mantener a su tridente habitual (Casemiro, Modric y Kroos) y añadirle a Fede Valverde, con sólo Isco acompañando por delante a Benzema, que al final pudo ser titular al superar los leves problemas físicos con los que acabó el choque ante el Alavés.

El Madrid se adelantó muy pronto con dos goles. El Madrid se adelantó muy pronto con dos goles.

El Madrid se adelantó muy pronto con dos goles. / Antonio L. Juárez / Photographerssports (Granada)

Renunció el preparador blanco a su habitual 1-4-3-3 para colocar a los suyos en el Nuevo Los Cármenes en un flexible 1-4-5-1.

Por el mismo lado

Casualidad o no, los dos tempraneros tantos del Real Madrid que marcaron el devenir del choque llegaron por la misma zona: el hueco existente en la zaga entre Víctor Díaz y Foulquier, en ambos casos con los goleadores superando al capitán rojiblanco en el uno contra uno.

Cambio de dibujo

Esos dos goles visitantes cuando apenas se había jugado un cuarto de hora de encuentro y la claridad en el control del encuentro del equipo de Zidane en los minutos posteriores llevó a Diego a cambiar su dibujo sin ni siquiera esperar a la pausa de hidratación.

Mutó el preparador a un conocido 1-4-2-3-1, con Fede Vico de enganche, Foulquier de extremo diestro y Gil Dias de lateral zurdo. Unos minutos después aprovechó el citado descanso para refrescarse de la media hora para recolocar a los suyos con más lógica: Víctor Díaz en el lateral zurdo, Foulquier en el diestro y Gil Dias por delante del galo.

Con eso al menos pudo el Granada acabar con el monólogo blanco que fue el choque tras el 0-2 y hasta pudo llegar el 1-2 con un cabezazo de Domingos Duarte. Otra vez el balón parado estuvo a punto de servir para que el Granada sacara rédito.

Puertas y Montoro 

Con el inicio de la segunda parte, el almeriense entró por Víctor Díaz, por lo que se colocó de extremo y Gil Dias volvió al lateral zurdo. Sólo unos minutos después, la lesión del galo permitió que regresara a los terrenos de juego, más de medio año después, Ángel Montoro. El valenciano se colocó en el doble pivote junto a Yangel Herrera, lo que llevó a Azeez a ser ahora el lateral diestro, posición inhabitual para él pero en la que ya ha actuado alguna vez desde que está en el Granada.

Dos cambios más
Fede Vico, junto a Mendy. Fede Vico, junto a Mendy.

Fede Vico, junto a Mendy. / Antonio L. Juárez / Photographerssports (Granada)

Con varios jugadores al filo de la extenuación, Yangel Herrera y Fede Vico fueron los que abandonaron el campo a la hora de juego (no hay que olvidar que quedan dos partidos más por disputar esta misma semana) para que entraran Yan Eteki y Antoñín. Y una pequeña nueva vuelta de tuerca al dibujo al colocarse el malagueño junto a Carlos Fernández arriba, aunque con los dos ayudando mucho en la salida de balón pidiendo de espaldas, en un 1-4-4-2 con el que ya acabó el choque el Granada.

Machís, lesionado

Como había tenido Diego pocos inconvenientes antes y durante el partido, Machís también se tuvo que retirar lesionado, entrando en su lugar Koybasi, que llevaba mucho tiempo también sin jugar. Como en pasados choques, Germán acabó el partido como un delantero más, buscando los locales un empate que merecieron pero que no llegó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios