Granada CF

¿Se oculta algún movimiento futuro en el Granada CF en la contratación de un entrenador de la confianza de Andrés Fassi?

Alexander Medina y Andrés Fassi.

Alexander Medina y Andrés Fassi.

Era un secreto a voces de que a Paco López le quedaba poco más de un telediario. Más aún desde que fue el técnico fuera apoyado públicamente por la presidenta de la entidad, Sophia Yang, hace un par de semanas. En no pocas tertulias granadinistas se comentaba el detalle y lo que normalmente significa: técnico ratificado, técnico cesado. Así ha sido. Los malos resultados son una losa y Paco López tenía sobre sí la ‘guillotina’ preparada y afilada. Sólo faltaba que desde el palco algún pulgar apuntara hacia abajo. Y así ha sido: adiós al técnico valenciano y bienvenido sea el uruguayo Alexander Medina, un joven técnico apodado Cacique que sólo ha entrenado en Suramérica.

La situación deportiva del Granada CF no invita para nada al optimismo. El equipo es penúltimo en la tabla con apenas siete puntos tras la disputa de 14 jornadas. Y eso que la salvación, que en estos momentos marca el Mallorca, está a apenas dos puntos, si bien los baleares tienen un partido menos. De lo que más se habla en los corrillos rojiblancos es que en la plantilla no hay mimbres para intentar la proeza de mantener la categoría al final de la temporada. En esto se coincide con Paco López, que en su despedida subrayaba que en el club la mirada estaba puesta en un mercado de invierno en el que había que intentar arreglar siquiera algo el desaguisado del pasado verano, en el que las 'fuerzas' se gastaron en intentar vender el club y apenas se prestó atención en conformar una plantilla competitiva.

Alexander Medina, durante el entrenamiento del Granada de este lunes. Alexander Medina, durante el entrenamiento del Granada de este lunes.

Alexander Medina, durante el entrenamiento del Granada de este lunes. / Fermín Rodríguez / Photographerssports (Granada)

La llegada de Alexander Medina al banquillo rojiblanco ha sido toda una sorpresa entre el entorno rojiblanco, más aún cuando el desconocimiento de su nombre contrasta con los muy conocidos Gabi Milito, Rubi y Quique Sánchez Flores, que en algún momento u otro han sonado para hacerse cargo del equipo. Incluso, en algunos ambientes se abogaba por Jorge Molina. El que fuera jugador del Granada hasta prácticamente anteayer, tiene el título de entrenador y conoce el club, sobre todo un vestuario del que ha formado parte. Han sido balas de fogueo, alguna de las cuales, quizá, sirvió para pensar en un futuro deportivo menos negro de lo que apunta la actualidad.

Lo más repetido entre los seguidores granadinistas es la falta de experiencia del nuevo entrenador, que tendrá en el Granada su primera experiencia al frente de un equipo europeo. El hecho de no haber entrenado en el Viejo Continente, en general, y en España, en particular, contrasta con las trayectorias de los nombres que habían sonado para suceder a Paco López.

Otro tema que surge en las ‘comidillas’ de aficionados en las redes y foros es la relación que hay entre el técnico uruguayo y Andrés Fassi, el empresario que representaba al grupo que pretendía comprar el Granada el pasado verano. Ambos coincidieron como entrenador y presidente, respectivamente, en el Talleres argentino. ¿Se oculta algún futuro movimiento en esta contratación que Matteo Tognozzi, el nuevo director deportivo rojiblanco, se ha sacada ‘presuntamente’ de la manga?

Vuelven, por tanto, las habladurías en torno al futuro de la propiedad del Granada. Los aficionados centrarán su atención al respecto cuando corresponda, pues lo que lo que realmente les importa es que el balón ruede en la máxima categoría del fútbol español.

De momento, la presencia de Alexander Medina no levanta el ánimo en una alicaída afición rojiblanca que no va a necesitar mucho para resignarse en una temporada en la que pintan bastos salvo que se acierte de forma sorprendente en el mercado de inverno. Los seguidores, mientras, seguirán haciendo cábalas y, sobre todo, números. De momento, Medina tiene por delante dos partidos muy complicados en los que ha de intentar dejar entrever que hay esperanza: ante el Real Madrid, en el Bernabéu, y frente al Athletic, en Los Cármenes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios