Granada CF-Valencia | La pizarra

Un cambio táctico decisivo

  • El Granada CF modifica su dibujo tras el descanso, mejora atrás y logra un pase histórico

Los jugadores del Granada celebran el pase a las semifinales de la Copa Los jugadores del Granada celebran el pase a las semifinales de la Copa

Los jugadores del Granada celebran el pase a las semifinales de la Copa / Álex Cámara (Granada)

En las cuatro eliminatorias de Copa anteriores, el técnico Diego Martínez formó su once inicial pensando bastante en el siguiente partido de Liga. Eran las primeras rondas y enfrente había equipos de Segunda B o Tercera.

Era lógico y, a diferencia de otros conjuntos de Primera, funcionaron esas rotaciones porque hubo descanso para jugadores importantes y se siguió adelante en el torneo copero. Ya en el cruce ante frente al Badajoz tiró Diego de más titulares, y o hizo casi del todo en el choque de cuartos contra el Valencia.

Vallejo intenta arrebatar el balón a Rodrigo Vallejo intenta arrebatar el balón a Rodrigo

Vallejo intenta arrebatar el balón a Rodrigo / Carlos Gil (Granada)

El hecho de colocarse con 30 puntos en Liga tras superar en el duelo pasado al Espanyol y de encontrarse ante una oportunidad histórica de volver a las semifinales de Copa medio siglo después llevó al preparador gallego a formar prácticamente con su equipo de gala contra el Valencia.

Novedades

Lesionados aparte, Víctor Díaz, Rui Silva, Machís y Domingos Duarte fueron los únicos titulares del encuentro contra los periquitos que se quedaron en el banquillo ante el cuadro che.

Aarón, por el que siguió apostando Diego en el torneo copero, Foulquier, Vallejo y Vadillo fueron sus sustitutos. Todos jugadores con experiencia y con vitola de futbolistas también importantes en el equipo.

El Valencia, con todo

Albert Celades, entrenador del Valencia, tampoco se anduvo con tonterías. Tras estar a punto de ser apeado por la Cultural Leonesa en octavos, al que superó pasando en los penaltis, el preparador salió con un once casi de lujo, devolviendo al mismo a Rodrigo Moreno para formar arriba un peligroso dúo junto a Maxi Gómez, y jugando atrás con Diakhabi y Jaume Costa como novedades respecto al encuentro de Liga del sábado contra el Celta por los lesionados Garay y Gayá.

Dibujos similares

Diego optó por insistir con el habitual 1-4-4-2 que lleva usando varios encuentros seguidos en el Nuevo Los Cármenes, mientras que Celades también formó con un 1-4-4-2.

Bandas profundas, dobles pivotes tan fuertes como jugones y dúos atacantes contrastados en ambas escuadras.

Juego frenético

Pese a que los dos conjuntos se caracterizan por más por sus fuertes defensas que por sus ataques, la primera mitad fue frenética, con llegadas claras de ambos equipos y múltiples ocasiones.

El partido se disputó con mucha intensidad El partido se disputó con mucha intensidad

El partido se disputó con mucha intensidad

Uno de esos partidos apasionantes para el espectadores pero desesperante para los entrenadores. Tras el tempranero gol de Soldado, todo podía haber cambiado si los tiros de Foulquier y Yangel Herrera van dentro en lugar de al palo.

Ajustan mejor, y gol

Pero la preocupación de Diego seguro que estaba más en ajustar bien atrás a los suyos, porque Parejo con el mando y Rodrigo con sus movimientos estaban haciendo mucho daño, que en los goles marrados.

No deja de ser curioso que cuando mejor se colocó el equipo y más controlado parecía tener el choque fue cuando, al borde del descanso, llegó el tanto del empate.

Cambio de dibujo

Para tratar de cambiar la dinámica del partido, Diego lo vio claro y realizó un cambio en el descanso que conllevó, además, una modificación del dibujo.

Se quedó en el descanso Vadillo y salió Víctor Díaz, mutando el 1-4-4-2 a un 1-5-3-2 cada vez más habitual en los últimos encuentros, con el citado Víctor Díaz de tercer central, Carlos Neva y Foulquier de carrileros y Antonio Puertas ayudando mucho al doble pivote.segundo cambio

Entró Machís por Carlos Fernández en el segundo cambio del Granada, actuando desde entonces el equipo con un 1-5-2-3, ya que tanto Antonio Puertas como el venezolano cayeron mucho a las bandas dejando arriba solo a Soldado.

Y el último

No podía más Gonalons y tuvo que hacer Diego Martínez el tercer cambio al entrar por él Yan Eteki sin que variara nada el dibujo. Una vez más, había dado con la tecla el ordenador al ordenar la zaga de tres centrales y dos carrileros que cambió el signo del partido en el segundo tiempo y, junto al VAR, dio el pase a semis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios