Getafe-Granada CF

Esta vez no funcionó el plan

  • Diego Martínez opta por una zaga de tres centrales y dos carrileros pero con 2-0 en contra al descanso cambia a un 1-4-4-2 

Machís trata de llevarse el esférico ante Djene Machís trata de llevarse el esférico ante Djene

Machís trata de llevarse el esférico ante Djene / Agencia LOF (Getafe)

Diego Martínez optó en Getafe por un dibujo diferente por tercer encuentro consecutivo. Usó ante el Osasuna un 1-4-4-2, contra el Betis el 1-4-2-3-1, mientras que el Coliseum apostó por primera vez en esta campaña, desde el principio, por una defensa con tres centrales y dos carrileros en un 1-5-4-1.

Domingo, Germán y Martínez fueron los zagueros, se estrenó Koybasi en el carril zurdo con Víctor Díaz en el diestro, Gonalons y Yan Eteki formaron el doble pivote, Machís se escoró a la derecha, Adrián Ramos a la izquierda y Soldado fue la referencia atacante, con libertad de movimientos para los tres de arriba.

El once, tras haber jugado hace cuatro días contra el Betis y con sólo tres días por delante antes de la llegada al Nuevo Los Cármenes de la Real Sociedad, presentó cinco novedades respecto al choque anterior: Martínez, Koybasi, Yan Eteki, Adrián Ramos y Soldado.

El objetivo, aparte de seguir siendo competitivo y buscar un buen resultado, era también refrescar la alineación y tener a gente fresca para la inminente siguiente cita.

Carrileros sin llegada

El partido fue como se esperaba en el primer cuarto, con un Granada vistiéndose de Getafe para minimizar sus virtudes. El equipo funcionó más o menos bien con su nuevo dibujo, aunque se echó de menos más llegada, tener más el balón y, sobre todo, que los carrileros se prodigaran más en ataque, ya que Koybasi y Víctor Díaz apenas progresaron por sus bandas.

Sin embargo, dos errores muy graves del Granada en lo que no suele fallar provocaron que perdiera 2-0 al descanso. Una pérdida de balón de Yan Eteki cuando el equipo salía desde atrás penalizó con el 1-0, mientras que el segundo tanto local llegó en el primer balón parado en contra que acaba en gol este curso.

Fue Koybasi, que no estuvo nada afortunado en los 45 minutos que estuvo en el campo, quien perdió la marca de forma clara y propició el testarazo a las mallas de Arambarri.

Cambio de plan

No cabía otra con 2-0 en contra que variar el plan al descanso, y eso es lo que hizo Diego, con la entrada al campo de Quini y Antonio Puertas por el citado Koybasi y por Domingos Duarte, que se perdió los primeros minutos de la temporada tras quedarse en el vestuario en el intermedio. Esto provocó que el Granada mutará a un 1-4-4-2, dibujo con el que ya acabó el partido.

Como al Getafe no le importa no tener el balón y el Granada estaba obligado a atacar, la segunda mitad fue diferente. Antonio Puertas dotó al equipo de mayor capacidad para llegar y fue el autor del 2-1.

Machís, que estuvo bastante gris, sólo apareció en la acción del gol y en los pocos minutos en que Maksimovic se colocó como lateral diestro tras la lesión de Damián.

Opción final

Estaba en el banquillo Carlos Fernández pero decidió el técnico acabar el partido con Soldado y con Adrián Ramos en el campo, por lo que la última sustitución fue Azeez por un cansado Yan Eteki.

El nigeriano dio oxígeno y algo más de movilidad a la medular rojiblanca, aunque cometió la falta que permitió a Timor sentenciar el choque con el 3-1 final de falta directa.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios